Debaten sobre seguridad de Obrador

Incidentes ponen la mira en vulnerabilidad de sistema protección

Presidente mexicano, Andrés López Obrador.
Presidente mexicano, Andrés López Obrador. (foto: EPA)
21:51, 16 junCIUDAD DE MEXICOPor Marcos Romero

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 16 JUN - El presidente mexicano, Andrés López Obrador, suele disfrutar los "baños de multitud" y evitarse distante de la gente como solían hacer sus antecesores, pero muchos creen que ello complica el cerco de seguridad que lo protege y podría hacerlo más vulnerable a un posible atentado.
    Apenas asumió su encargo el 1 de diciembre pasado, López Obrador decidió abolir el Estado Mayor Presidencial (EMP), un cuerpo de élite del Ejército encargado de dar seguridad a los presidentes y sus invitados extranjeros.
    Para López Obrador, el organismo de 8.000 miembros dedicados día y noche exclusivamente a velar por la integridad del jefe de Estado, representaba un "símbolo de derroche" y parte de lo que llama la "parafernalia del poder".
    El dignatario también se deshizo del lujoso avión Boeing 787 Dreamliner de 220 millones de dólares usado por su antecesor Enrique Peña Nieto.
    La decisión de viajar en verdaderos palacios volantes o evitar el despliegue de un séquito de guardaespaldas a la manera de un jeque árabe o de un dictador africana le ha atraído muchas simpatías y aplausos pero también críticas de especialistas ante el temor de que pueda sufrir un atentado.
    Por ejemplo, el 25 de enero pasado, un hombre joven burló el cerco de protección de López Obrador para acercarse a saludarlo en una localidad cercana a la capital donde el gobierno lanzaba una vasta ofensiva contra bandas criminales. El 28 de mayo, el avión de una aerolínea local donde viajaba tuvo un intento fallido de aterrizaje y retomó el vuelo al aproximarse a la pista del Aeropuerto de la occidental ciudad de Tepic, aunque luego tocó tierra sin contratiempos.
    Este y otros episodios similares han generado un amplio debate sobre si el sistema de seguridad del gobernante es el adecuado.
    Iván Ivanovic, uno de los más reputados expertos en protección de figuras de alto perfil, señaló a ANSA que "el concepto medieval de protección ejecutiva con toda la parafernalia que conlleva" ha quedado atrás.
    "La historia de López Obrador en parte se debe a su lucha contra esta sociedad de privilegios" por lo que este esquema antiguo "sería muy incongruente" pero además contradice "las tendencias de la protección ejecutiva moderna mundial", orientadas hacia "algo más discreto y preventivo", afirmó.
    El director general de AGS Group, y representante en México de la International Bodyguard Security Services Asociación, estima que se entiende que haya disuelto el EMP "por razones simbólicas e ideológicas", pero cree que debe ser sustituido por un organismo civil vinculado al aparato de inteligencia del Estado.
    Sin embargo, se niega a juzgar el sistema de protección de López Obrador, basado ya no en un aparato muy intimidante sino en círculos concéntricos de vigilancia discreta, "viendo sólo lo que hace su círculo más cercano" porque a su juicio "sería como comentar un partido de fútbol sólo por lo que hace el portero". El experto, que entre otras cosas fue responsable de la seguridad de figuras como el ex presidente checo Vaclav Havel y el tenista español Rafael Nadal, señaló que "no necesariamente" la protección ejecutiva es buena "por ser ostentosa y aparatosa".
    La costumbre de López Obrador de viajar en aviones de línea no vulnera su seguridad, a juicio de Ivanovic, pues si bien en las líneas comerciales "hay una mayor exposición" al riesgo, los traslados de "personas importantes" en "aviones privados bajo diferentes circunstancias se caen con más frecuencia". Ivanovic participa este 18 y 19 de corriente mes como organizador del Executive Protection Summit 2019, que se lleva a cabo por segunda vez en la Ciudad de México, donde especialistas en protección ejecutiva hablarán sobre el escenario de la violencia actual en México y los retos para la seguridad de las personas de alto perfil.
    El especialista estima que la protección ejecutiva se está moviendo de un concepto medieval, "hacia "uno más discreto, donde la mayor parte del juego no se da en el portero o el defensor, sino en el delantero, el medio campo.
    "A través de nuevas tecnologías de inteligencia artificial y aspectos preventivos, es posible anticiparse a la llegada de la pelota a la portería", afirma usando la misma metáfora del fútbol. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en