Cada vez más mujeres pescadoras pero mal pagas

Trabajan sin ingresos fijos y navegan a la deriva

Greenpeace (foto: ANSA)
07:53, 11 febCIUDAD DE MEXICOPor Marcos Romero

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 10 FEB - Las mujeres que se ganan la vida en el mar es cada vez mayor en las zonas costeras de México, pero generalmente carecen de un ingreso fijo y su aportación a la economía es invisible.
    La desigualdad es el signo dominante en la labor de las pescadoras, pues 70% de las 14.311 mujeres que trabajan en los 17 estados costeros del país (de un total de 32) no percibe un ingreso fijo, según un análisis elaborado por dataMares y Comunidad y Biodiversidad (Cobi).
    "El papel de la mujer en la pesca no está valorado social y económicamente", señaló Lorena Ortiz, asesora de la Confederación Mexicana de Cooperativas Pesqueras y Acuícola.
    Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la discriminación de género en el sector pesquero en el mundo se ha perpetuado en forma de acceso restringido al crédito, tecnologías de procesado, instalaciones de almacenamiento y capacitación. El Senado reformó en 2017 la Ley de Pesca para que los diversos planes del ministerio de Agricultura y Pesca incorporen la actividad de las mujeres, pero en la práctica esto todavía no ha ocurrido.
    Según testimonios de pescadoras, los obstáculos para acceder al apoyo gubernamental se deben a razones de género, pese a que violan la Ley General para la Igualdad entre Hombres y Mujeres.
    Sin embargo, pese a ello, crece la organización de cooperativas de pescadoras en diversas zonas costeras, en especial en el estado de Veracruz. En la ciudad de Alvarado, en esa provincia de los litorales del Golfo de México, han surgido por ejemplo "Mujeres Experimentando", con apoyo de biólogos de la Universidad Veracruzana.
    Las hermanas Azucena y Araceli Palacios, que pertenecen a esta entidad, comentan que la idea surgió seis años atrás ante el declive de la pesca y el fracaso de las cooperativas de sus maridos. Las mujeres se organizaron para cultivar almejas en estanques y peces en semilibertad, investigaron los sistemas de pesca sostenible y, además, comenzaron a capturar especies en lagunas y el mar.
    Instituciones gubernamentales comenzaron a otorgarles créditos para cambiar sus canoas y lanchas a remo por embarcaciones con motores fuera de borda.
    Actualmente, son exitosas pescando diversas especies como almeja, pargo y tilapia.
    Después de Mujeres Experimentando, con 11 socias, nació en la zona otra organización llamada La Mujer Costeña y Laguna la Flota, ésta última "mixta", pues admite también hombres.
    Actualmente, hay una docena de cooperativas de pescadoras repartidas por Veracruz, Chiapas, Oaxaca (sureste), Jalisco y Nayarit (occidente), que tienen ya sembradas docenas de toneladas de moluscos y alevines.
    El experto en acuacultura que asesoró a las primeras cooperativistas, Abraham Juárez, señaló que "aunque ya pescaban, antes eran solo amas de casa y ahora, con su asociación, las mujeres llevan las riendas". "Se han convertido en microempresarias, manejan dinero, negocian precios, ofrecen calidad y se organizan ante los problemas", afirmó.
    La especialista Carmen Pedroza, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que en México la participación de las mujeres en la pesca data de tiempos prehispánicos en que eran ellas quienes "salaban y vendían el pescado". Actualmente en el país la fuerza laboral femenina representa entre un 38 y 40%, y en el sector pesquero alcanza un 10%, pero es uno de los sectores que registran la tasa más alta de crecimiento de empleo femenino. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en