México recibe solicitantes de asilo

Washington devolverá al país a inmigrantes conforme a acuerdo

Inmigrantes centroamericanos en ingreso a México
Inmigrantes centroamericanos en ingreso a México (foto: EPA)
17:38, 25 eneCIUDAD DE MEXICORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 25 ENE - México se prepara para recibir a inmigrantes que solicitaron asilo humanitario en Estados Unidos conforme a un acuerdo alcanzado entre ambas naciones, para que esperen a que su petición sea procesada, en medio de fuertes críticas sobre el tema.
    El gobierno mexicano ha señalado que no se trata del tipo de "tercer país seguro" y que lo acogerá a los extranjeros sólo por "razones humanitarias" además de que fijará condiciones sobre quiénes serán aceptados y quiénes no.
    Se estima que se excluiría del plan a los niños "no acompañados" y a migrantes de "poblaciones vulnerables", según un comunicado del gobierno norteamericano.
    El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos informó que ya se pusieron en marcha los Protocolos de Protección al Migrante para que los solicitantes de asilo que ingresen a su territorio en forma ilegal desde México sean devueltos al país en tanto se resuelve en las instancias judiciales su pedido.
    El supuesto pacto entre ambos países, anunciado el pasado 20 de diciembre, por el que México recibiría temporalmente a algunos migrantes sometidos a proceso de asilo, ha sido fuertemente objetado por activistas y expertos.
    Se trata de "un entendimiento que México nunca había aceptado, ni en los peores momentos de la migración centroamericana a Estados Unidos, y que constituye una verdadera verguenza para el país", afirmó el ex canciller Jorge Castañeda.
    El propio la titular del Instituto Nacional de Migración (INM), Tonatiuh Guillén, señaló que "operativamente" la medida no se puede aplicar en el corto plazo porque el organismo "no tiene capacidad" para hacerlo y la legislación tampoco lo permite.
    En Estados Unidos este acuerdo ha enfrentado también rechazo por ejemplo de la oposición demócrata en el Congreso y de activistas de derechos de los migrantes.
    Zoe Lofgren, congresista demócrata, señaló que devolver a los solicitantes de asilo a México "es sólo el más reciente intento de Trump de socavar nuestro sistema de ayuda y de aquellos que buscan refugio".
    "Estados Unidos está eligiendo dejar a las familias y los niños en peligro directo y aleja a los que huyen de la persecución de nuestra frontera. Esta es otra medida ilegal y vergonzosa", afirmó Daniella Burg-Palomina, asociada para México del Latin America Working Grupo.
    Kennji Kizuka, investigación de la organización Human Rights Firs, cuestionó también esta medida por considerar que México "no es un país seguro" para los inmigrantes que están en la búsqueda de asilo en Estados Unidos. Sin embargo, la administración Trump celebró este acuerdo a través de la secretaria de Seguridad Interna Kirstjen Nielsen y el secretario de Estado Mike Pompeo.
    Habitualmente los migrantes eran liberados en territorio estadounidense tras la primera entrevista ante la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza para después seguir su caso ante un juez de migración.
    Ahora, las preguntas que se hacen los activistas es si los abogados "podrán visitar a sus clientes antes de las audiencias" y donde se llevarán a cabo éstas.
    "Requerir que los solicitantes de asilo permanezcan en México es claramente ilegal", afirmó Kizuka, quien dijo que se trata de una tentativa de Trump de "negar protección a la gente que huye de la persecución".
    La secretaria de Gobernación Olga Sánchez señaló que el gobierno mexicano ofrecerá oportunidades de empleo a los migrantes devueltos, que podrán recibir visas humanitarias como sucede con quienes llegan por la frontera sur.
    Se cree que desde este viernes podría ser devuelto el primer grupo en la frontera entre San Diego y Tijuana.
    El regreso de los solicitantes ocurre mientras todavía en Tijuana permanecen unos 2.500 centroamericanos en espera de solicitar asilo a Estados Unidos y una cuarta caravana de migrantes que ingresó la semana pasada a México realiza un recorrido a través del sureste del país.
    En tanto, unos 8.000 personas han solicitado una visa humanitaria en México desde la semana pasada y aún hay cientos de personas en el puente internacional de la frontera con Guatemala esperando su turno. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en