Alarma, aumenta el suicidio infantil

Hospitales reportan cada vez más emergencias entre niños

Cada vez más intentos fallidos de suicidio de niños reportados por hospitales públicos de México.
Cada vez más intentos fallidos de suicidio de niños reportados por hospitales públicos de México. (foto: Ansa)
20:18, 06 junCIUDAD DE MEXICORedacción ANSA

   (ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 6 JUN - El suicidio infantil amenaza en convertirse en epidemia en México, dado el aumento de intentos frustrados reportados en los grandes hospitales públicos, mientras expertos estiman que en 2020 será la primera causa de muerte de niños y adolescentes.
    En centros médicos emblemáticos como el Hospital Juárez y el Psiquiátrico Infantil de la Ciudad de México se registran de dos a tres emergencias por mes de niños menores de 10 años que trataron de quitarse la vida.
    Hace una década "era raro que un niño de 8 años tuviera un intento suicida. Ahora cada vez hay más pequeños que intentan hacerlo", afirmó Ana Teresa Díaz, que trabaja en el Psiquiátrico Infantil.
    En el último año, 179 niños fueron hospitalizados por un trastorno depresivo, que "frecuentemente" conduce a "la ideación o planeación suicida", señaló Díaz.
    Entre 1990 y 2015 la tasa de suicidios se duplicó de 2,4 a 5,4 por cada 100 mil habitantes y alcanzó un máximo histórico, pese a que el país ocupa el lugar 148 en el ranking mundial, según la organización Data Cívica.
    La tasa de suicidios entre los menores de 15 años se mantuvo constante en los últimos lustros, pero cada vez hay más intentos, lo que hace prever que un incremento a futuro si quienes buscan hacerlo y fallan siguen intentándolo, estiman los especialistas.
    Es por ello que el Instituto Nacional de Psiquiatría prevé que para 2020 el primer factor de muerte entre niños y jóvenes no serán enfermedades ni accidentes sino el suicidio.
    Entre los 150 niños y adolescentes de 5 a 14 años que cada año buscan poner fin a su existencia, las mujeres recurren más a los somníferos en dosis masivas y los hombres al ahorcamiento, las armas de fuego o a lanzarse desde lo alto de edificios.
    Según un estudio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el 60% de los suicidios infantiles es resultado del acoso escolar (bullying).
    Los especialistas estiman que la depresión, la desintegración familiar, la incapacidad de socialización y la escasa tolerancia a la frustración son otros factores que pueden llevar a un niño a tratar de matarse.
    Ricardo Gallardo, jefe de Psiquiatría del hospital Juárez de México, afirmó que no todos los niños que buscan huir por lo que el cliché llama "puerta falsa" están deprimidos, sino que pueden actuar en forma arrebatada.
    "Hay una gran pérdida de tolerancia a los eventos cotidianos y entonces tienen actos impulsivos, pero no todos están deprimidos", afirmó Gallardo. El llamado Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad puede ser otro factor importante, sumado a problemas en "la dinámica familiar" o bien un "cuadro psicótico por trastorno bipolar o por abuso de sustancias", dijo Ana Teresa Díaz.
    El tema de la degradación del ambiente familiar puede ser determinante, de acuerdo con los expertos.
    Se trata de casos en los cuales hubo una disolución familiar por divorcio, los hijos están a cargo de la madre o el padre que suelen ser ausentes porque deben trabajar todo el día.
    "El niño se queda con la abuelita o en ocasiones pasa mucho tiempo solo" o bien hay "caos familiar, con problemas de violencia y pobreza", agregó Díaz.
    Según fuentes oficiales, el 5% de los niños tuvo pensamientos suicidas y el 65% sufre acoso escolar, lo que puede conducir a la muerte autoinfligida.
    Está también el tema de los "ludodependientes" o adictos a los videojuegos que son "en extremo vulnerables a las agresiones en el mundo real o el de la sobreprotección o "hiperpaternidad" que vuelve a los niños muy dependientes de sus padres, señalan los investigadores.
    La Encuesta Nacional de los Hogares 2014, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), arrojó que el 14,6% de niños entre siete y 14 años han sentido depresión, y el 28,9% en adolescentes y jóvenes de 15 a 29 años.
    Dora Giusti, jefa de Protección de la Infancia de la UNICEF México, estimó que las cifras no están totalmente vinculadas al tema de felicidad pero sirven de indicadores alarmantes.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en