Resurge violencia en Michoacán

Retorno al infierno en Estado donde inició ofensiva anticrimen

Violencia en Chiapas (foto: ANSA)
14:19, 26 marCIUDAD DE MEXICOPor Marcos Romero

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 26 MAR - Michoacán, el estado del sur México donde comenzó la ofensiva anticrimen del gobierno en 2006, vuelve a vivir el infierno que sufrió hace más de una década.
    El pasado viernes y sábado fueron hallados 15 cuerpos dentro de una furgoneta de carga abandonada en una ruta de esta provincia, en el municipio de Aquila, uno de los más castigados por la feroz disputa, hace una década, de los llamados Cárteles de La Familia Michoacana y los Caballeros Templarios.
    La fiscalía de Michoacán reveló que los cuerpos sin vida de 15 personas del sexo masculino, mostraban "heridas producidas por proyectil de arma de fuego", las cuales serían integrante de una célula criminal y estarían ligadas al tráfico de drogas, homicidio, secuestro y extorsión.
    Los cuerpos se hallaban apilados en la parte trasera de la camioneta, en la zona de carga, según el lacónico parte oficial, el cual indicó que esos asesinatos están ligados a pugnas entre grupos criminales por el control de la zona.
    Según el portal Sin Embargo, en Michoacán, que limita con el no menos volátil estado de Guerrero, "actúan remanentes de cárteles de las drogas que habían sido desmantelados por las autoridades y pugnas internas, pero que se han ido reorganizando en los últimos dos años".
    "La zona donde ocurrió el hallazgo es cercana a Guerrero y es punto de disputas desde hace años por diferentes cárteles que buscan controlar la producción y tráfico de marihuana, goma de opio y drogas sintéticas", indicó el sitio digital.
    Uno de los cuerpos pertenecería a Alfonso S, alias "La Macana", supuesto integrante de un grupo criminal, que actuaba en el poblado costero de Caleta de Campos, bajo las órdenes de Fernando Cruz, ex jefe en la región de Los Caballeros Tempranos, actualmente fugitivo de la justicia.
    La furgoneta llevaba los emblemas apócrifos del ministerio de Marina, pero en realidad se trataba de un falso vehículo oficial.
    El Grupo de Coordinación Michoacán mantiene un despliegue especial en la región de la costa para identificar grupos criminales que han resurgido para disputar el liderazgo en el trasiego de droga y otras actividades ilegales.
    Según reportes de inteligencia del gobierno, las bandas que ahora pelean por esta zona son rescoldos de Los Caballeros Templarios, la Familia Michoacán, ahora llamada La Nueva Familia Michoacana y el Cártel de Jalisco Nueva Generación, que es considerado el sucesor del Cártel de Sinaloa.
    Este último comenzó su declive tras la recaptura de su jefe, Joaquín "El Chapo" Guzmán, evadido dos veces de prisiones de alta seguridad, y su extradición a Estados Unidos, en enero de 2017. En diciembre de 2006, el presidente Felipe Calderón, apenas dos semanas después de asumir el poder, lanzó en Michoacán su cuestionada "guerra contra las drogas", que ha arrojado más de 235.000 muertos y unos 33.000 desaparecidos.
    Decidió comenzar en Michoacán, porque ahí nació y porque entonces registraba una actividad criminal sin precedentes, además de que algunos habitantes comenzaban a organizar un movimiento fallido de autodefensa que urgía frenar.
    La Operación Conjunta Michoacán, que luego se extendería a otras zonas "calientes" del país, involucró a 4.260 elementos del Ejército, más de 1.000 de la armada, 300 policías federales y una movilización de aeronaves, vehículos anfibios y terrestres.
    Pocos antes de esa operación, inició una espiral sangrienta en esta provincia cuando en septiembre de 2006 las cabezas de cinco personas fueron arrojadas en la lista de baile del bar llamado "Sol y Sombra", en la ciudad de Uruapan.
    Junto a los restos humanos, apareció un cartel que traía un mensaje espeluznante: "La Familia no mata por paga, no mata mujeres, no mata inocentes. Se muere quien se debe morir.
    Sépanlo toda la gente. Esto es Justicia Divina".
    A pesar de 11 años de acciones militares y policiales, Michoacán no ha podido vivir en paz sino sólo por cortos períodos, sobre todo luego del apaciguamiento forzado tras un acuerdo con grupos de autodefensa en 2014 pero terminó cuando éstas se unieron a organizaciones criminales. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en