Saturan primera estación de carburantes extranjera

Exitosa incursión del gigante BP tras romperse monopolio PEMEX

13:41, 20 marCIUDAD DE MEXICORedacción ANSA
(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 20 MAR - El éxito de la primera gasolinera que abrió en México la multinacional británica BP, pese al derrame de crudo que causó en de 2010, refleja el hastío de los consumidores por un mal servicio en locales de la estatal PEMEX, afirman analistas.
    Largas colas eran visibles desde la inauguración de esta "gasolinería" la semana pasada, al grado que elegantes edecanes repartían café y agua a los automovilistas que hacían fila frente a las instalaciones.
    La distribuidora, llamada "Combustibles BP", abrió frente a las emblemáticas Torres de Satélite, un monumento diseñado por los arquitectos Mathías Goeritz y Luis Barragán, un punto de referencia en la zona.
    El establecimiento no ofrece ni precios más bajos ni litros extra pero aún así atrajo la curiosidad de los clientes que inclusive provocaron atascos de tránsito en la zona.
    Analistas estiman que el fenómeno resulta muy simbólico del hartazgo de los mexicanos por recibir mal servicio en las estaciones de gasolina concesionadas en exclusiva por PEMEX y que suelen estafar a los clientes con litros incompletos de combustible, según repetidas denuncias ante la Procuraduría Federal del Consumidor.
    Además, marca el fin de una era luego que el Congreso aprobó en 2014 reformas a las leyes que prevén por primera vez la apertura al sector privado en casi todos los sectores de la energía, incluido el petróleo, el gas y la electricidad, en medio del rechazo de una parte de la oposición de izquierda.
    La privatización de la energía es un fenómeno nuevo en un país que nacionalizó su industria petrolera en 1938 cuando el entonces presidente Lázaro Cárdenas, una figura muy venerada de la historia del siglo XX en México, se enfrentó a los propietarios de las empresas extranjeras.
    Comentaristas políticos hacen notar que el entusiasmo desbordado de los consumidores hacia el desembarco de PB en la distribución de gasolina al detalle hace olvidar que la empresa, llamada entonces British Petroleum, fue responsable en 2010 del peor desastre ambiental de la historia reciente.
    La plataforma Deepwater Horizon sufrió un derrame en el Golfo de México que cobró la vida de numerosos trabajadores y provocó serios daños ecológicos que llegaron a las costas de Luisiana y Florida, Estados Unidos y de la misma Cuba.
    La BP planea abrir en total 1.500 estaciones de gasolina en México en los próximos cinco años, con lo que espera generar 75.000 empleos directos y será la primera multinacional privada extranjera en operar en México. "Este es un día histórico para México", señaló el vicepresidente de BP Richard Harding, al anunciar su proyecto de distribución de carburantes.
    BP opera 18.000 estaciones de gasolina en 20 países donde atiende a unos 8 millones de clientes.
    Su arribo ocurre a sólo unas semanas de que el gobierno anunció la liberación de precios del combustible que aumentaron hasta 24% al inicio del año, en medio de fuertes protestas y de saqueos de tiendas.
    La estrategia de BP se basará en la adquisición de estaciones existentes y la apertura de otras nuevas, de acuerdo a las condiciones del mercado.
    La empresa afirmó que los precios que ofrecerá serán acordes con el mercado pero que la diferencia se dará en otros aspectos para que "los consumidores entren y sepan que tendrán el mejor combustible y servicio".
    La paradoja es que BP por ahora sólo venderá gasolinas que produce o importa el hasta hace poco monopolio gubernamental Petróleos Mexicanos (PEMEX), aunque en unos meses podrá importarlas directamente de otros países. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en