Gobiernos locales "aligeran" subas

Temen violencia y castigo en las urnas y buscan compensaciones

Protestas vehementes por el feroz aumento de los carburantes en México.
Protestas vehementes por el feroz aumento de los carburantes en México. (foto: ANSA)
16:20, 11 eneCIUDAD DE MEXICORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 11 ENE - Los gobiernos provinciales decidieron "doblar la apuesta" e ir más lejos que la autoridad federal en México en su plan para amortiguar la furia de la gente ante el aumento de las gasolinas de hasta un 24%.
    Ante la insuficiencia de un plan del presidente Enrique Peña recién anunciado para ofrecer un "salvavidas" a la población ante el aumento de los carburantes, el más alto en dos décadas, algunas autoridades de los estados ofrecieron una "malla protectora" más gruesa, temerosos también de sufrir un castigo en las elecciones futuras.
    Los gobiernos locales también temen sufrir nuevas olas de saqueos y protestas violentas, así como bloqueos de rutas, como los que sacudieron a prácticamente a todo el país en la primera semana del año, que arrojaron al menos 4 muertos, decenas de heridos y cientos de detenidos, así como casi 1.000 negocios afectados por la rapiña.
    El gobernador del próspero estado de Nuevo León, frontera con Estados Unidos, Jaime Rodríguez, "El Bronco", el primero en ser electo en forma independiente, dio el primer paso y anunció medidas de austeridad como la reducción de sueldos en 20% y la eliminación de los bonos de los funcionarios públicos.
    Rodríguez, quien sufrió hace unos días un ataque de parte de furiosos manifestantes que rompieron vitrales y vandalizaron el Palacio de Gobierno de la ciudad de Monterrey, la capital provincial, y es calificado de "populista", también dio a concoer la reducción a la mitad del "aguinaldo" o decimotercera mensualidad de los funcionarios de primer nivel.
    Adicionalmente dio a conocer que reducirá a la mitad el cobro de la "tenencia", es decir, el impuesto a la propiedad de los automóviles y señaló que desaparecerá y fusionará varias secretarías para reducir la estructura burocrática del estado.
    "Nos toca a nosotros, los servidores públicos, poner la muestra" de austeridad, dijo Rodríguez, quien advirtió que "cualquier funcionario que no esté de acuerdo con los recortes se puede ir".
    El propio Congreso local siguió el ejemplo de "El Bronco" y seis de las siete bancadas, excepto el minoritario Movimiento Ciudadano (izquierda) aprobaron reducir 6% su presupuesto de este año, eliminando apoyos para gasolina y teléfonos móviles, compra de vehículos nuevos, contrataciones y aumentos de sueldos a personal.
    El gobernador del occidental estado de Jalisco, Aristóteles Sandoval, anunció también que congelará cualquier alza a las tarifas de transporte público y descuentos en el pago de derechos sobre vehículos.
    En el estado de Quintana Roo, frontera con Belice, el gobernador Carlos Joaquín, anunció subsidios de 100% en el pago de la "tenencia" de vehículos este año.
    Coahuila, en la región norte, que hace también frontera con Estados Unidos, dio a conocer de igual modo estímulos fiscales sobre el cobro de 108 conceptos como el impuesto sobre Nómina para las empresas.
    El lunes, el presidente Enrique Peña anunció con sindicatos y empresarios un plan para que la gente pueda enfrentar el incremento de la gasolina a partir del primer día del año, de hasta 24%, que se suma a aumentos menores en la electricidad y el gas.
    Sin embargo, un amplio sector analistas, opositores e inclusive empresarios y sindicalistas rechazaron esta estrategia a la que calificaron como un simple "artilugio de relaciones públicas".
    "Urge un acuerdo sí, pero es más importante que dicho acuerdo sea fruto de un verdadero y amplio consenso social, y no solo sirva como estrategia de comunicación o imagen pública", afirmó la poderosa Confederación Patronal Mexicana (Coparmex).
    Peña, quien dijo que el gobierno "no tuvo margen de maniobra" y se vio obligado a dejar de subsidiar los carburantes, señaló que el plan para "fortalecer para proteger la economía familiar" busca, entre otras cosas, mantener la estabilidad de los precios de la canasta básica y vigilar y sancionar abusos. Entre otras medidas, se prevé además fortalecer el transporte público, reducir el gasto público y los salarios de altos funcionarios, y favorecer la repatriación de capitales.
    Las protestas y las críticas, sin embargo, no han amainado, aunque los saqueos han sido controlados. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en