México se agita, lo peor está por venir

Legisladores y expertos" prevén "cosas peores" con Trump

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, y Donald Trump.
El presidente de México, Enrique Peña Nieto, y Donald Trump. (foto: ANSA)
14:32, 04 eneCIUDAD DE MEXICORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 4 ENE - La decisión de la multinacional automotriz estadounidense Ford de cancelar la construcción de una planta en el centro de México, donde se invertirían 1.600 millones de dólares, aparece en este país como "apenas el inicio" de lo que le espera bajo la era de Donald Trump.
    "Así nos va a pasar en todo. Hay que esperar cosas peores. Este es apenas el principio de lo que le espera a los mexicanos con la gestión" de Trump, que asume el próximo día 20, señalaron legisladores y expertos.
    "Carrier y Ford son las primeras empresas en doblarse ante las exigencias de Trump; no serán las últimas", afirmó el ex canciller Jorge Castañeda.
    El ex funcionario y académico dijo que "ningún CEO" (director general) de una empresa de Estados Unidos "resiste una llamada de la Casa Blanca" al señalar que, con la presidencia futura de Donald Trump, "se nos viene un año horroroso".
    Oscar Vera, del minoritario Partido Conciencia Popular de San Luis Potosí, el estado central donde se edificaría la instalación fabril, dijo que es necesario que el país se prepare para poner fin a la dependencia con Estados Unidos.
    "Veo un panorama muy complicado", dijo a su vez el diputado del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Guadalupe Torres, al señalar que se pierde "una importante inversión y derrama económica en San Luis", donde se iban a crear al menos 2.800 empleos.
    Vera consideró que el gobierno mexicano debe exigir a Ford una "fuerte indemnización" e incluso recurrir a los tribunales ante la decisión de cancelar la planta que podría ocasionar serias pérdidas para el país.
    "Espero que el gobernador sea capaz de tener buenos abogados para pelearle a la Ford", indicó el parlamentario, pero el secretario de Desarrollo Económico del Estado, Gustavo Puente, descartó que sea plausible un resarcimiento.
    Por su parte, el diputado Torres dijo que, ante la decisión de la automotriz estadounidense, el gobierno local "debe adoptar una postura firme y exigir que se hagan valer las cláusulas de penalización del contrato".
    Para instalar la fábrica de Ford, el Congreso de San Luis aprobó la donación de un inmueble grande en el poblado de Villa de Reyes y la condonación de impuestos.
    "Espero que los contratos estén bien seguros, porque debemos responder en la misma forma, hay que hacer valer las cláusulas de penalización y no dar un paso atrás porque nos van a agarrar como algo poco serio", indicó el congresista.
    "No ha sido la primera, porque ya ocurrió con una de aires acondicionados en Nuevo León", expuso, en referencia a la empresa Carrier de Indiana.
    A fines de noviembre, Trump anunció que la compañía, propiedad del conglomerado United Technologies, que fabrica aparatos de aire acondicionado, había decidido retroceder en sus planes de trasladar una planta a la localidad de Santa Catarina, estado de Nuevo León, que daría empleo a 2.000 personas.
    La decisión de Ford tuvo un efecto catastrófico sobre el peso mexicano, que se desplomó a un nivel histórico, por ser la primera gran señal del panorama apocalíptico que -según algunos entendidos- le espera a la economía de este país con la llegada de Trump a la Casa Blanca.
    El Banco de México (central) informó que el dólar spot (para operaciones internacionales) cerró en 21,05 unidades, superando su anterior marca histórica de 20,9475 establecida el 11 de noviembre de 2016. En un solo día la moneda azteca tuvo una caída de 31,10 centavos, equivalente a 1,5%.
    Al menudeo, en bancos, también el peso alcanzó un mínimo histórico, al llegar a 21,35 pesos pero hoy llegaba a lo 21,55 y se teme que siga subiendo.
    Los expertos estimaron que cuando apenas iniciaba su segunda jornada del año, el peso mexicano enfrentó una "tormenta perfecta", porque se combinó el anuncio de Ford, con la caída de los precios del petróleo en 2% y la fortaleza del billete verde en el mercado internacional. Por si fuera poco, la moneda mexicana fue vapuleada también por la amenaza de Trump de imponer un impuesto fronterizo a otro coloso automotriz, General Motors, por fabricar su modelo Chevy Cruz en México. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en