Brutal caída del turismo de congresos

Casi un 80% menos de facturación. Las perspectivas no son buenas

Escenarios vacíos. El turismo de congresos se derrumbó en Italia por la pandemai
Escenarios vacíos. El turismo de congresos se derrumbó en Italia por la pandemai (foto: Ansa)
12:20, 29 marROMA 29 MAR - En ItaliaRedacción ANSA

(ANSA) - ROMA 29 MAR - En Italia, si bien el turismo es uno de los sectores más afectados por los efectos económicos provocados por la pandemia de coronavirus, el de la organización de congresos y eventos recibió, sin duda, el golpe más fuerte.
    Durante el último verano (boreal) las playas aún estaban llenas y el sector de la montaña también tuvo sus relativas satisfacciones, pero hubo un bloqueo casi ininterrumpido para la llamada "industria de reuniones".
    Así lo determina el Observatorio Italiano de Congresos y Eventos (OICE), que señaló que en 2020 las locaciones para eventos registraron una caída de facturación del 79%.
    Por lo tanto, los datos posicionan los centros de congresos, recintos feriales, hoteles, residencias históricas y otro tipo de espacios para eventos como las empresas más dañadas entre las del sector turístico.
    En base a un relevamiento del Instituto Nacional de Estadística (ISTAT), la reducción de la facturación respecto de 2019 se situó en 37,2% menos para los servicios de gastronomía, en 54,9% menos para los de alojamiento, en 60,5% meos para el transporte aéreo y en 76,3% menos para las actividades de agencias de viajes y operadores turísticos.
    Además, consigna que en 2020 se realizaron 69.880 eventos con asistencia, con una dramática caída del 83,8% en comparación con 2019.
    La cantidad de presencias y días de actividad de las oficinas también fue negativo. La asistencia fue de 5.847.330 (-86,5%) y los días de actividad netos de montajes y desmantelamientos 95.020 (-84,5%), lo que equivale a 24,8 días netos promedio de duración de eventos por sitio activo.
    Casi el 30% de las sedes no albergaron ningún evento.
    El estado de crisis incluyó de manera homogénea a todo tipo de oficinas y todas las áreas geográficas del país, con un pico de disminución del 90,5% en los eventos alojados en las islas.
    Muchos sitios se equiparon para albergar eventos híbridos, es decir, aquellos que involucran a una pequeña cantidad de personas físicamente en la estructura y una audiencia conectada de forma remota.
    Una elección obligada que, sin embargo, no resuelve el problema y penaliza fuertemente al resto de los actores de la cadena de esta industria (hoteles, catering, montadores, transportes, etc).
    El relevamiento del OICE indica que el 42% de las sedes realizó uno o más eventos híbridos: las sedes que acogieron un mayor número de este tipo de eventos (67%) fueron los centros de congresos y las salas de exposiciones.
    Al comparar los datos recopilados con todo el universo, se puede suponer que el año pasado tuvieron lugar alrededor de 4.900 eventos híbridos, lo que equivale al 6,6% del total de 74.780 eventos presenciales e híbridos.
    La cuestión es todavía más preocupante si se considera que las perspectivas de los tiempos de reapertura no son para nada alentadoras: los lugares contactados entre diciembre de 2020 y enero de 2021 esperaba que el 67% volviera a albergar conferencias y eventos para la primera mitad de 2021.
    De estos, el 17,8% esperaba reabrir ya en el primer trimestre. En cuanto a las hipótesis de un retorno a los niveles de eventos alojados en el período pre-Covid-19, la mayoría, el 63,8%, estimó un marco temporal de 1 a 2 años y el 26,8% de 3a 4.
    "Después de más de un año de cierre y compensaciones inadecuadas - subrayó Alessandra Albarelli, presidenta de la Federación de Congresos y Eventos- es de suma urgencia que el gobierno defina los criterios para las intervenciones previstas hasta ahora, un fondo específico para el sector para 2021 y la planificación urgente de recuperación para un sector que genera un ingreso fundamental para los territorios ". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en