Aceleran campaña de vacunación en Italia

Nuevas medidas del gobierno de Draghi contra el Covid

Pandemia en Italia
Pandemia en Italia (foto: ANSA)
19:11, 01 marROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA 1 MAR - El gobierno del premier italiano Mario Draghi imprimió un nuevo giro y aceleración a la campaña de vacunación contra el coronavirus en Italia, el mismo día en que la Unión Europea firmó el nuevo contrato con el laboratorio Moderna para la provisión de más de 300 millones de dosis.
    Las medidas incluyen un sistema de reserva y suministro único y igual para todas las regiones, más centralidad y unidad en la gestión de la emergencia, y la recuperación de la eficiencia de la Protección Civil.
    Además, el nombramiento del jefe de logística del Ejército como comisario para la emergencia, con la tarea de planificar y gestionar la distribución de vacunas, la compra de máscaras y de respiradores, que muy probablemente volverán bajo la Protección Civil.
    El nombramiento del general Francesco Paolo Figliulo en lugar de Domenico Arcuri es la segunda decisión del premier tras la elección de Fabrizio Curcio como jefe de la Protección Civil.
    Ambos tendrán que trabajar en estrecha coordinación, según la orden dada, para hacer despegar antes de abril la campaña de vacunación masiva.
    En el segundo trimestre, Italia debería poder contar con 64,5 millones de dosis, más de 20 millones al mes, y por lo tanto habrá que correr para poder vacunar al mayor número posible de italianos.
    Algo por el momento imposible, dado que tmbién esta semana llegaron poco más de 830.000 dosis entre las vacunas de Astrazeneca y la de Moderna, a las que deberían sumarse las 500.000 de Pfizer: poco más de 1,3 millones, que garantizan la administración a unos 650.000 italianos en una semana, muy lejos del objetivo fijado en 500.000 diarios.
    Pero para acelerar es preciso planificar: hacen falta lugares, hacen falta médicos para las aplicaciones, hace falta que el sistema de distribución no sufra entorpecimientos, y moverse en la misma dirección sin que cada región proceda en forma dispersa.
    Draghi pidió a Curcio un nuevo plan para la campaña de vacunación en el término de una semana, y entretanto eligió como comisario no solo a un experto en planificación sino también a un militar que comenzó a trabajar contra el covid desde antes incluso que estallara la pandemia en Italia.
    Con tres diplomas y experiencia en Afganistán y Kosovo, el general Figliuolo formó parte del equipo que gestionó el regreso a Italia de los italianos bloqueados en Wuhan, activando las estructuras para la cuarentena.
    Luego trabajó para garantizar a los militares los dispositivos de protección individual, comprando -según explicó en audiencia en el Senado en noviembre de 2020- unos 11 millones.
    "Se garantizó la autonomía de las fuerzas armadas y se estructuraron programas de adquisición y distribución que siempre garantizaron la plena operatividad y adecuados niveles de soporte".
    Siempre Figliulo fue quien estuvo tras el establecimiento de los hospitales militares en Crema y Piacenza, en la primera fase de la pandemia, así como en la realización de una serie de estructuras con más de 3.000 puestos dedicados a la cuarentena.
    Cuando luego, en octubre, comenzó la segunda ola, el general se ocupó de la realización de los tests desde los vehículos para realizar los hisopados: hoy son 142 en toda Italia y, como reiteró el ministro de Defensa Lorenzo Guerini, estarán a disposición también para la campaña de vacunación.
    "Debemos prepararnos para trabajar al máximo en las próximas semanas. La Defensa está lista para remodular las actividades de los Drive Through", afirmó.
    Para el almacenamiento de las dosis, como ya ocurre ahora, se usará el "hub" de Pratica di Mare y los 14 sub "hub" regionales, mientras para la administración serán fundamentales los voluntarios de la Protección Civil, a quienes corresponderá también -de acuerdo con las regiones- la identificación de edificios, ferias y otros lugares.
    La estrategia será definida en detalle en los próximos días por Curcio y el propio Figliulo y deberá tener en cuenta también las indicaciones de la Agencia Italiana de Medicamentos, que será incluida en una circular de Speranza: a los más de dos millones de curados del Covid se les dará una sola dosis de vacuna, sin refuerzo, a seis meses de la curación.
    Aunque permanece el problema de las dosis, y sobre esto tanto Silvo Berlusconi (Forza Italia) como Matteo Salvini (Liga) piden que italia se mueva mirando también fuera de la Unión Europea, en particular hacia la vacuna rusa.
    "La UE comenzó bien pero se perdió por el camino", dijo Berlusconi, pidiendo que se acelere la aprobación de la Sputnik.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en