Italia se acerca a pico, Navidad sin nieve

Superadas las 50.000 víctimas

Pandemia de coronavirus en Italia
Pandemia de coronavirus en Italia (foto: ANSA)
19:04, 23 novROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA 23 NOV - La curva de la epidemia de Covid-19 debería llegar a su pico en Italia entre el 26 y el 27 de noviembre, para finalmente comenzar a descender, aunque no será tarea fácil porque los casos siguen siendo numerosos y obligan a no bajar la guardia, incluso si para Navidad podrían reducirse a la mitad.
    Los datos del ministerio de Salud italiano indican la progresiva reducción del número de casos, si bien al día de hoy, a 11 meses del comienzo de la emergencia, Italia superó el umbral de las 50.000 víctimas (50.453), con un incremento de 630 respecto del día precedente.
    Son 22.930 los nuevos casos de coronavirus identificados en Italia en las últimas 24 horas, unos 5.400 menos que el día precedente, que llevan el total de contagiados desde el inicio de la emergencia a 1.431.795.
    La relación entre casos positivos e hisopados -148.945 en las últimas 24 horas- aún es elevada y, con el 15,3%, no es muy distinta de los días pasados. Pero una buena noticia es que por primera vez desde el comienzo de la segunda ola bajan los actuales positivos: según el boletín del ministerio de Salud, son 796.849, 9.098 menos respecto del 22 de noviembre, cuando eran 805.947.
    También bajan las internaciones en terapia intensiva, con nueve en las últimas 24 horas frente a las 43 del día precedente, y un total de 3.810.
    También los datos de las regiones siguen mostrando realidades diversas, con Lombardía que se confirma en el primer lugar por el número de casos (5.289), seguida por el Véneto (2.540). Emilia Romagna (2.347) y Lazio (2.341).
    Según los cálculos del físico Roberto Battiston, de la Universidad de Trento, basados en los datos de la Protección Civil, entre el 26 y el 27 de noviembre la curva de la epidemia debería tocar su pico, con un total para esa fecha de unos 830.000 casos positivos.
    Sin embargo, ese número podría reducirse a la mitad en Navidad, si bien sigue siendo alto y requerirá máxima atención.
    Entretanto el premier italiano, Giuseppe Conte, intenta aplacar el último foco de las polémicas sobre los cierres por el coronavirus y abraza la línea dura: Italia no podrá permitirse este año vacaciones de nieve en Navidad.
    El periodo natalicio requerirá un decreto especial y, probablemente, medidas más restrictivas que en los períodos laborales: "No podemos concedernos vacaciones indiscriminadas, no podemos repetir Ferragosto", aseguró Conte.
    Pero la línea del gobierno no será siempre tan dura, con una tendencia que empieza a dar buenas noticias: "Si seguimos así a fin de mes no habrá más 'zonas rojas'", subrayó el premier.
    Se espera que el decreto que seguirá al que vence el 3 de diciembre sea más aperturista -sobre el toque de queda, por ejemplo- pero permanecerá la división de regiones en riesgo según un semáforo de colores. Además, se aplicó el freno a las vacaciones en la nieve. Conte también explicó a la prensa que si bien no hay una orientación para que la vacuna sea obligatoria, "la recomendamos". "La vacuna estará disponible primero para las categorías vulnerables y expuestas. Pienso que será desde fines de enero", agregó. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en