Cómo evolucionan oficios en el tiempo

En cinco años se perdieron 80 mil empleos

Un jardinero trabajando en Napoles.
Un jardinero trabajando en Napoles. (foto: )
15:05, 28 agoROMARedacción ANSA

   (AN SA) - ROMA 28 AGO - Expertos en tatuajes y piercing, jardineros o planificaciones de fiestas son las diversas tipologías de actividad que los jóvenes menores de 35 años decidieron abrir en Italia en los últimos cinco años, mientras las mujeres se orientaron a las peluquerías y centros de estética.
    Los extranjeros, por su parte, apuntaron en estos años a algunos trabajos específicos vinculados con el mundo de la construcción, según surge del último estudio publicado por Unioncamere e InfoCamere sobre la evolución de los oficios en Italia.
    Pese a la pérdida de casi 80.000 puestos de trabajo en un sector que cuenta con poco menos de 1.300 actividades, desde 2015 a 2020 algunas empresas crecieron, alcanzando incluso números consistentes, en tanto otras -como las de construcción y pequeño transporte- sufrieron una caída.
    El progreso tecnológico mejoró las condiciones generales de los trabajadores y "jubiló" definitivamente algunas profesiones.
    Muchos oficios antiguamente habituales e indispensables hoy ya no tienen razón de ser, y al mismo tiempo nacieron otros.
    Es el caso de las empresas de "Otros servicios a la persona", cuyo crecimiento exponencial (+88,4% equivalente a 5.382 empresas más) se debe en gran parte a los tatuadores y expertos en piercing, que pasaron de 2.150 en junio de 2015 a más de 5.000 en junio de 2020.
    Además, aumentaron los negocios que compran y venden objetos usados 8pasaron de 151 a 754), las empresas de organización de fiestas y ceremonias (poco más de 1.000 a 1.700) y las que se ocupan de los animales (peluqueros, adiestradores, cuidado de perros, eran menos de 2.000 en 2015 y ahora son casi 2.700).
    Aumentaron también los encargados de limpieza, que crecieron 5.600 unidades en cinco años, los jardineros (+3.200), los peluqueros y estetistas, con 2.344 personas más en el período.
    La crisis general del sector de la construcción se ve también en los números del estudio de Unioncamere: en los últimos años se perdieron más, de 18.500 pequeñas empresas en torno al sector, en el ámbito de las construcciones residenciales o no (unas 3.600 actividades de colocación de cerámicos, y 3.300 de albañiles especializados en terminación de edificios).
    También son más de 12.000 menos las actividades de pequeño transporte en la calle, casi 5.500 menos los electricistas y unos 4.500 los mecánicos para autos que hoy ya no están activos.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en