Diseños y arte contemporáneo en el Quirinale

Obras maestras clásicas y piezas contemporáneas

Una de las esculturas de Giacomo Manzú
Una de las esculturas de Giacomo Manzú (foto: Ansa)
18:05, 07 julROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 7 JUL - Lo mejor del arte y del diseño italianos desde la posguerra hasta la actualidad puede apreciarse en el Quirinale, el palacio de gobierno.
    La residencia oficial del presidente del país abre las puertas a la producción de los maestros de la pintura y la escultura contemporáneos y al genio creativo de los grandes protagonistas de la decoración de las últimas décadas. Y quien da la bienvenida no es otro que el presidente italiano, Sergio Mattarella.
    Además de las 70 creaciones se agregan las obras maestras del patrimonio histórico que embellece las espléndidas salas y los espacios del palacio.
    "Aquí no hay una muestra temporal o la exposición de un museo -expresó el jefe de Estado esta semana-. El Quirinale testimonia no solamente la historia, los acontecimientos importantes de nuestro país. El arte no se frenó en el Ochocientos. La Casa de los Italianos es el punto de referencia de nuestro país en testimoniar la relación con el arte moderno".
    Quirinale Contemporáneo es también el catálogo editado por Treccani que documenta ello junto a contribuciones recientes, a cargo de Renata Cristina Mazzantini con las fotografías de Massimo Listri.
    Mattarella, en el prólogo, recuerda cómo desde 2015 el Palacio está abierto cotidianamente a la ciudadanía y recibió hasta hoy centenares de miles de visitantes.
    Y entonces, subraya el presidente, el lugar "debe resultar al paso con los tiempos desarrollando constantemente la ligazón con el arte".
    El proyecto presentado esta semana "es el comienzo de una nueva fase, acogiendo el arte del presente y observando al del futuro".
    Un diálogo entre épocas diferentes en las que, por ejemplo, en la Capilla Paolina se halla el Gran Cardenal Sentado de Giacomo Manzú y los muebles de época están junto a aquellos diseñados por Gio Ponti, Piero Fornasetti y Aldo Rossi.
    En las paredes de los ambientes resaltan las obras de Carla Accardi y Antonio Sanfilippo.
    El "Personaje Totem", bronce de 1956 de Mirko Basaldella, sobresale misterioso en los Jardines. Y aún Boetti, Burri, los bronces de Pietro Consagra, el bronce patinado de los Arqueólogos de De Chirico.
    Una galería de objetos del arte que llega hasta la época actual sobre la contaminación que Maria Cristina Finucci explicita con "Help the Oceans" de 2018, una teca en plexiglass con una red repleta de tapas de plástico, colocadas en el Atrio de la acogida a los visitantes.
    Aquí y a continuación Giosetta Fioroni, los Conceptos Espaciales de Lucio Fontana, Guttuso, un telar de Maria Lai, los bronces de Marino, en el patio el gran Disco en forma de Rosa del Desierto de Arnaldo Pomodoro. Lámparas, sillas, divanes y catálogos abren las páginas de los grandes que dieron forma los íconos del diseño. Gae Aulenti, Cini Boeri, Pier Giacomo Castiglioni (resalta su mítica lámpara Arco) y Aldo Rossi, Tobia Scarpa, Michele De Lucchi, Antonio Citterio, Vico Magistretti, Enzo Mari, Alberto Meda, Piero Lissoni, Gio Ponti... Imposible citar a todos.
    Con estas nuevas obras, explicó el presidente de la República, "no hemos perturbado el equilibrio del Quirinale, pero hemos integrado el patrimonio artístico haciéndolo al paso con el aporte proporcionado en el tiempo, haciendo ver cómo la vida artística se enriquece bajo cada perfil".
    El jefe del Estado agradeció a los artistas, las fundaciones y las 22 empresas que "con generosidad" donaron o dieron en comodato por algunos años las obras.
    "Juntos -concluyó- ofrecemos a los conciudadanos y los huéspedes extranjeros que vienen aquí cada día un testimonio de cómo el arte italiano continúa la tradición de siglos de alto nivel". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en