Aprueban controvertido decreto de seguridad

Afectará especialmente a los inmigrantes

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, satisfecho con el decreto
El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, satisfecho con el decreto (foto: ANSA)
18:55, 11 junROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 11 JUN - El Consejo de Ministros italiano aprobó hoy un controvertido decreto de seguridad e inmigración, que endurece las condiciones para los solicitantes de asilo, limita la protección de los inmigrantes vulnerables y facilita las expulsiones. "Habemus decretum: es un paso adelante para la seguridad", dijo hoy el líder de la Lega y vicepremier Matteo Salvini en conferencia de prensa en el Palazzo Chigi. Sobre la medida, que lleva su marca personal, Salvini dijo "están listos los 18 artículos, revisados y meditados desde hace tiempo".
    Explicó que la norma tiene, en principio, tres fines concretos: "La lucha contra la inmigración clandestina, también tema central del Comité para el Orden y la Seguridad que se desarrolló esta mañana, y registra notables avances; hay un capítulo que me interesa particularmente que endurece las sanciones para quienes actúen con cascos, bastones o palos contra las fuerzas del orden y contempla también la asunción de 800 hombres y mujeres administrativos para las oficinas judiciales".
    Este último punto demandó "28 millones de euros, para ejecutar las penas de los condenados definitivamente, que son 12.000 solo en Nápoles y provincias".
    Ante la consulta de si el llamado "decreto Salvini" es muy represivo, el ministro del Interior italiano lo negó por completo.
    "No. Ya especificamos que los episodios de violencia durante las manifestaciones públicas deben prevenir el peligro concreto a personas o cosas con la utilización de petardos o bastones. No creo que la libertad de pensamiento de cualquier italiano pase a través de instrumentos de este tipo", sostuvo.
    Uno de los puntos más controvertidos del decreto es la supresión de la protección humanitaria, que hasta ahora se concedía a un tercio de los solicitantes de asilo.
    Se trata de una de las tres formas de protección vigentes junto al asilo y la protección subsidiaria. Será sustituida por un permiso de residencia de un año solo para casos extremos como urgencias sanitarias, desastres naturales en el país de origen o si se realizó algún mérito en suelo italiano.
    Para que el decreto entre en vigor tiene que ser firmado por el presidente italiano, Sergio Mattarella, y validado por el Parlamento en 60 días, algo que se descuenta dada la mayoría que ostenta el Gobierno de coalición del Movimiento 5 Estrellas y la Liga.
    "Somos el gobierno del cambio incluso porque no tenemos ninguna intención de buscar distintas mayorías: esta es la única mayoría posible y el único gobierno posible", afirmó Salvini.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en