Termas de Diocleciano, en 3D

Una visita interactiva para viajar a la antigua Roma

Reconstrucción en 3D de la gran piscina en las Termas de Diocleciano (foto: Ansa)
14:24, 08 agoROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 1 AGO - Las Termas de Diocleciano ofrecen un recorrido en 3D para que los visitantes puedan apreciar el esplendor del antiguo monumento, sede del Museo Nacional Romano, tal como era en el siglo IV d.C.
    Se trata de un viaje en el tiempo a través de una experiencia de inmersión, entre la realidad física y la virtual, posible gracias a un novedoso dispositivo que une guía, audio y video proporcionado por el Consejo Nacional de Investigaciones.
    "El nuevo servicio permitirá a los visitantes observar el espacio arquitectónico, ahora visible solo parcialmente, exactamente como era en los tiempos de Diocleciano", dijo a ANSA la directora del Museo Nacional Romano, Daniela Porro.
    El objetivo es integrar al tradicional recorrido de visita un visor de realidad virtual especial -se podrá alquilar por 5 euros-, equipado con smartphone con un software específico.
    Así, a partir del 2 de agosto, será posible maravillarse con los inmensos espacios, la arquitectura majestuosa, los elegantes pisos de mármoles policromados, la decoración de las paredes, las columnas y fuentes, hasta la gran piscina en cuyas aguas el visitante tiene la sensación de sumergirse. Este dispositivo, que a primera vista parece una máscara de buceo, ofrece la posibilidad de una visión que imita la del ojo humano, a través de una reconstrucción 3D a 360°, de los ambientes en los que las personas se encuentran, con una perspectiva que cubre todo el campo visual, otorgando incluso una breve descripción de audio, disponible en italiano y en inglés. Se podrá apreciar, entonces, como eran originalmente la Sala X, uno de los ingresos monumentales al recorrido termal; la Sala XI, transformada en una cisterna para tener una reserva suplementaria de agua; la Sala IX, el vestuario donde los visitantes a las termas dejaban sus ropas y la Sala VIII, que se ubicaba frente a la piscina de unos 4.000 m2, cuya superficie estaba revestida de mármol y mosaicos.
    Lo sorprendente es que esta tecnología portátil, replicable y no muy costosa, otorga a los espacios verosimilitud, abundancia de detalles y efectos lumínicos únicos.
    La directora del museo subrayó la importancia de la tecnología en estos casos ya que "no es fácil relatar la arqueología explicando incluso la evolución a través de los siglos de un monumento complejo como las Termas de Diocleciano".
    En el futuro, toda la zona de las termas será objeto de un importante trabajo que ofrecerá una visita todavía más completa.
    En 2019, detalló Porro, "se invertirán 10 millones de euros para reconstituir el Planetario con las Grandes Salas y el cuerpo central del monumento, a través de la creación de un recorrido subterráneo".
    "El proyecto permitirá también valorizar el gran mosaico de Gimnasio debajo de la Via Cernaia, ahora parcialmente cubierto", concluyó. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en