Esculturas dialogan con la arquitectura

Retrospectiva de Staccioli en Termas de Caracalla

Esculturas de Mauro Stacciole en las termas romanas (foto: Ansa)
16:25, 12 junROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 12 JUN - Las Termas de Caracalla, en Roma, se presentan como el escenario ideal para la primera retrospectiva del artista toscano Mauro Stacciole, que propone un diálogo entre escultura y arquitectura. "Mauro Staccioli. Sensible ambiental", promovida por la Galería Nacional de Arte Moderno de Roma y el Archivo de Autor, es la primera muestra dedicada al artista, fallecido el 1° de enero pasado, a los 80 años, que podrá visitarse del 13 de junio al 30 de septiembre.
    "Es una muestra emblemática. El desafío de colocar el arte contemporáneo en lugares antiguos es muy difícil", sostuvo el curador, Alberto Fiz. Se trata de 26 obras, seleccionadas por Fiz, que se entrelazan con en recorrido de visita de los baños públicos de la Roma imperial en túneles subterráneos, para concluir frente a la sugestiva mirada del Mitreo.
    Cada pieza ilustra la evolución de la actividad creativa de Staccioli desde los años setenta hasta su última obra, Diagonal Palatina, de 2017, que permanecerá en exposición permanente en las termas.
    El montaje propone un diálogo profundo entre las esquinas, los bordes, los anillos, las grandes formas de hormigón armado, cortes de hierro o acero del artista de Volterra y las huellas imponentes del mundo antiguo. El juego entre las esculturas y los restos arqueológicos en este caso toca el punto más alto para un artista que concebía su trabajo poniendo como eje el lugar al que las obras iban a estar destinadas. "Staccioli tenía la capacidad de identificar el lugar perfecto para sus obrar. No imponía nada, pero proponía y dejaba que fueran los hechos los que determinaran que tenía razón", relató Fiz. Según el curador, el artista italiano, celebrado en Europa y Estados Unidos, "sabía interpretar el lugar e irrumpir en el espacio". "Sus obras modifican el contexto en el que se insertan. Supo ir contra las reglas que caraterizaron el arte de posguerra. Era una figura independiente, nunca se adecuó al mercado y al sistema del arte. Por eso, todavía hoy es subestimado", afirmó. Staccioli supo anticiparse a su tiempo, señaló Fiz, pero concibió hasta el final trabajos "totalmente novedosos y en ciertos aspectos revolucionarios".
    El gran arco triangular del Portal (2014), con una altura de 10 metros, recibe a los visitantes al ingresar en las termas.
    Luego fluyen Seneffe, un vórtice de acero tubular de diez metros diámetro; la Pirámide y el Anillo, un ojo gigantesco que escruta el lugar y es atravesado. Piezas como Pirámide (1972) o Barrera (1969), que tienen un fuerte componente de crítica ideológica y política, ya habían sido expuestas en Volterra en 1972, en ocasión de su primera muestra pública, titulada "Esculturas en la Ciudad".
    También pueden apreciarse el Triángulo de los Lados Curvos (2006); Elipse Vertical y el Círculo Imperfecto (ambas de 2014) las que Staccioli explicó que realizó pensando en un gran televisor "vintage", que enmarcan el paisaje que se ve detrás de las termas pero al mismo tiempo se imponen como una barrera. Los Prismoids (2003), las Gavillas Rojas e incluso anillos conforman una combinación muy particular a lo largo de 200 metros del frigidario (la zona de las termas donde se tomaban baños de agua fría).
    "Es curioso cómo Fiz, sin saberlo, colocó las obras de Staccioli en los mismos puntos en que se encontraban los grupos esculturales romanos, como evidencia de un diálogo entre lo antiguo y lo moderno que me sorprendió mucho", dijo Marina Piranomonte, responsable de las Termas de Caracalla. La hija del artista, Giulia Staccioli, subrayó el fuerte impacto de las termas.
    "Mi padre -sostuvo- hubiese tenido taquicardia si hubiese expuesto en un lugar como este, lo hubiese hecho enormemente feliz".(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en