Colesterol y presión alta en niños de Italia

Mayores culpables de cardiopatías son sedentarismo y mala dieta

Hipertensión y colesterol, problemas en muchos niños italianos
Hipertensión y colesterol, problemas en muchos niños italianos (foto: Ansa)
17:15, 09 marNÁPOLESPor Manuela Correra

(ANSA) - NÁPOLES, 9 MAR - El corazón de los niños italianos está cada vez más a riesgo debido a obesidad, la presión alta y los elevados niveles de colesterol, que afectan a una porción creciente de la población infantil del país.
    Los datos resultan alarmantes hasta el punto de que se estima que la hipertensión afecta a un niño de cada diez, culpa sobre todo de malos hábitos de vida que combinan alimentación incorrecta con sedentarismo. Tal es el panorama "decididamente preocupante", trazado por cardiólogos que, desde el congreso nacional de la Sociedad Italiana de Prevención Cardiovascular (Siprec), invitan a no subestimar tales condiciones indicando que la prevención resulta la primer arma de defensa para los infantes.
    Una prevención que pasa también por las vacunaciones que, relevan los expertos, conforman un instrumento para la protección cardiovascular.
    "Hipertensión, obesidad, diabetes e hipercolesterolemia representan las cuatro principales consecuencias de salud en niños con estilos de vida incorrectos", afirmó Massimo Volpe, presidente de la Siprec.
    "En el banquillo de los acusados están sobre todo la mala alimentación, con excesos de grasa y sal y la falta de actividad física, principales causas de tales condiciones críticas que pueden poner en peligro en el mediano y largo plazo el bienestar cardiovascular de los más pequeños", agregó. "Hoy no sabemos cuáles pueden ser los efectos a largo plazo de hipertensión y alto nivel de colesterol y glucemia desde pequeños. Invertir la tendencia es posible gracias a la prevención", aconsejó el cardiólogo.
    "A partir de los diez años de edad es bueno realizar un examen de riesgo cardiovascular al menos cada cinco años, con tres simples pruebas para medir glucemia, colesterol y presión arterial. La balanza también debe estar presente para mantener controlado el peso corporal", enumeró.
    "Los virus pueden tener efectos negativos sobre el corazón.
    El sarampión, por ejemplo, puede producir raras formas fulminantes de miocarditis y la difteria puede determinar bloqueos cardíacos en los niños. En este último caso la vacunación, que es obligatoria, elimina estos riesgos", recordó.
    Tambien bacterias como el meningococo, responsable de la meningitis, puede derivar en graves complicaciones cardiovasculares. "Las vacunaciones son importantes también para proteger al corazón y tal efecto vale para otros grupos en riesgo como los ancianos, gracias a vacunas contra la gripe, neumococo y herpes zoster"", subrayó el presidente de Siprec.
    "La prevención debe comenzar desde pequeños: si hiciéramos una seria prevención cardiovascular desde niños, de aquí a veinte años sería difícil ver infartos en pacientes menores de 70 años de edad", concluyó Volpe. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en