Del corazón mineral al bosque vertical

Una inspiración arquitectónica italiana

Bosque vertical (Cortesía Adriana Vargas, Significamos Comunicaciones) (foto: Ansa)
23:03, 18 febBOGOTAPor Oscar Escamilla

   (ANSA) - BOGOTA, 18 FEB - El "bosque vertical", una inspiración italiana, se presentó esta semana en Bogotá como una "nueva filosofía" arquitectónica que busca mediar entre las urgencias medioambientales y el crecimiento de las ciudades.
    "Pensar en estrategias para traer naturaleza dentro de este corazón totalmente mineral que son las ciudades es algo de lo que se debería empezar a hablar y hacer", dijo a ANSA la arquitecta y profesora italiana Azzurra Muzzonigro, quien hace parte del estudio de Stefano Boeri, impulsor de esta nueva tendencia.
    Muzzonigro y otros docentes italianos estuvieron esta semana en la capital colombiana con unos 50 estudiantes de arquitectura de dos universidades locales enseñándoles esta opción para contrarrestar el impacto medioambiental que generan las megaurbes.
    "Estimulamos a los estudiantes a tener visiones sobre el futuro de las ciudades pero utilizando medios que proceden del campo artístico y arquitectónico, dirigidos por una visión filosófica", apuntó.
    Según la arquitecta, el "bosque vertical" es una "expresión" que buscar "traer dentro de las ciudades la biodiversidad", en momentos en que las urbes son productoras de grandes cantidades de CO2 y cuando el tema de cambio climático está en las agendas públicas de los gobiernos.
    Para Muzzonigro se trata de una arquitectura dotada de un componente estético y filosófico que busca evitar el olvido al recordar que "las ciudades no pueden crecer al infinito" y es urgente "la densificación urbana", sumado a la "sostenibilidad ambiental".
    Edificios de este tipo ya son parte de la escenografía en Milán (Italia), Nanjing (China) y en Eindhoven (Holanda), con fachadas y techos verdes, además de árboles dispuestos en balcones a más de 100 metros de altura.
    "La arquitectura también puede ser concebida para hospedar no solo a los seres humanos sino a otras especies vivas", agregó la profesional italiana.
    Andrés Ibáñez, arquitecto colombiano y profesor de la Universidad Nacional de Colombia, recordó que los árboles producen una "serie de impactos positivos que crean servicios ambientales", por lo que es posible pensar la construcción de edificios bajo el sentido ecológico que tienen los árboles, en declaraciones a Unimedios, el sistema informativo de ese centro académico.
    Muzzonigro reconoció que por ahora ese tipo de arquitectura requiere de altas inversiones económicas, pero sostuvo que en la medida en que hayan nuevas edificaciones de este tipo se reducirán los costos y podrán llegar a sectores populares o de menores ingresos.
    "Cualquier tipo de pensamiento que este dirigido en la multiplicación de la biodiversidad está bien. Ojalá entrará en las legislaciones, eso sería bueno", opinó la académica italiana.
    El tema de la necesidad de la planificación urbana y el medioambiental fue uno de los asuntos que llevó Colombia al reciente Foro Urbano Mundial, que se realizó en Kuala Lumpur (Malasia).
    Ricardo Peñuela, integrante del Grupo de Gestión Ambiental Urbana del Ministerio del Medio Ambiente, dijo que en ese escenario el país expuso sobre la necesidad de incorporar la "biodiversidad y los servicios ecosistémicos en la planificación y ordenamiento territorial de nuestras ciudades".
    Colombia es uno de los países con mayor biodiversidad del mundo, lo que lo hace vulnerable al cambio climático, en una nación en la que el 76% de su población vive en ciudades, de manera que los temas medioambientales están en el centro de su modelo de vida. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en