Iconos rusos entre tradición y Barroco

En el Museo de Roma cerca de 40 obras de grandes museos

Muestra de íconos rusos en Roma (ANSA)
Muestra de íconos rusos en Roma (ANSA) (foto: Ansa)
14:03, 10 octROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 10 OCT - Cerca de 40 espléndidos íconos rusos, realizados entre los siglos XVII y XIX, fueron reunidos para una gran muestra hasta el 3 de diciembre en el Museo de Roma, en los espacios del Palacio Braschi.
    Con la impronta de los motivos de la plegaria y la misericordia, componentes imprescindibles en la vida espiritual cristiana, las obras provienen del Museo Central de Arte y Cultura Rusa Antigua "Andrey Rublev" y el Museo Privado del Icono Ruso, fundado por Mikhail Abramov.
    "Se trata de un conjunto excepcional, que difícilmente se podrá repetir", consideró en la presentación a la prensa el Supertintendente de Bienes Culturales romano, Claudio Parisi Presicce.
    La exhibición bautizada "El ícono ruso: Plegaria y Misericordia" representa el esfuerzo conjunto de la Embajada de la Federación Rusa junto con la Santa Sede y la Soberana Orden de Malta, que festeja los 25 años de la instauración de relaciones oficiales y los 320 años del primer lazo con el Imperio Ruso de Pedro El Grande.
    Resultó fundamental el apoyo de Abramov, que prestó importantes piezas de sus colecciones.
    La selección de la curadora Lilija Evseeva abarcó un arco temporal desde la mitad del siglo XVII hasta el XIX, con una incursión en la modernidad con dos obras del siglo XX y hasta del XXI.
    "Se trata de un período interesante puesto que en Rusia se registraba en la época una masiva influencia del arte italiano y europeo en general", explicó Evseeva.
    "Pedro El Grande envió a sus embajadores a atravesar el viejo continente a lo ancho y a lo largo, sobre todo Italia, y ellos quedaron deslumbrados por el esplendor de las cortes y las ciudades, que definieron como dulces y maravillosas", prosiguió la estudiosa. Las sugestiones italianas y europeas en la tradición rusa se concretaron "con un soplo de Barroco", agregó el Embajador de la Soberana Orden de Malta ante la Santa Sede, Antonio Zanardi Landi.
    "Se dio de manera más decisiva en Moscú y San Petersburgo, mientras que las provincias no se dejaron tentar por estas tentaciones pictóricas", agregó.
    Para destacar la mesa de Vladimir Tatlin, perteneciente a la vanguardia rusa, una obra abstracta de 1916 titulada "Composición con superficies", nunca antes exhibida.
    También se destacó una escultura dedicada a la Virgen María de 2012, obra del artista Dmitrij Gutov, que puso a prueba el uso de nuevos materiales. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en