Influencia precolombina en mosaicos

"Moctezuma, Fontana, Mirko" y la escultura en mosaico en Rávena

Tumba de Nueryev en París (archivo)
Tumba de Nueryev en París (archivo) (foto: Ansa)
14:46, 06 agoROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 6 AGO - Las influencias de las civilizaciones precolombinas de América en el arte italiano del siglo XX conforman la temática central de una gran muestra que el Museo de Arte de la ciudad de Rávena, capital de Emilia-Romaña, presentará del 6 de octubre al 7 de enero del próximo año.
    En la ciudad famosa en el mundo por sus espléndidos mosaicos bizantinos, el foco de la exposición será puesto en esta particular técnica que, combinada con la escultura tal como testimoniaron los hallazgos aztecas, influenció notoriamente en grandes maestros italianos.
    Tal es el caso de Lucio Fontana y Mirko Basaldella en las décadas de 1930 y 1940, y otros artistas como Riccardo Licata, Mimmo Paladino y Sandro Chia, entre los 70 y los 80 del siglo pasado, hasta el Nouveau Realisme francés. Titulada "Moctezuma, Fontana, Mirko. La escultura en mosaico de los orígenes a hoy", la iniciativa fue ideada en el ámbito de la V Edición de la Reseña Bienal de Rávena de Mosaico Contemporáneo.
    La intención es contar el nacimiento y la evolución de este lenguaje y las diferentes derivaciones del concepto por parte de los escultores a partir de 1930, luego de que Gino Severini renovó el empleo del mosaico en función de la decoración arquitectónica. Pero no sólo en Severini o en Mario Sironi se inspiraron las búsquedas plásticas con mosaicos de Fontana y Basaldella, entre los artistas más geniales del siglo XX que llevaron su experimentación del plano bidimensional del mural al tridimesional de la escultura.
    En 1933 una gran exposición ilustró en la Roma fascista el esplendor del arte precolombino con extraordinarias obras de los "primitivos" de América Central, creando un fuerte interés por América Latina en general, presente ya en Italia desde los años 20.
    Si Mirko y Fontana fueron precursores de la unión feliz entre escultura y mosaico, nuevamente en las últimas décadas del siglo XX este camino artístico se retomó con vigor. Basta pensar en Nane Zavagno y Licata con la utilización de materiales no tradicionales o recurriendo al uso de mosaicos, con piedra y vidrio, en el arte contemporáneo. Una doble vía en la que se midieron artistas como Antonio Trotta, Athos Ongaro y la Transvanguardia de Chia y Paladino.
    Para muchos de ellos, una elección no aislada, sobre todo gracias a las innovaciones técnicas y tecnológicas ofrecidas por los materiales de origen sintético, con los que se superaron los límites tradicionales de las argamasas de cemento, haciendo más fácil la ejecución del mosaico en el plano tridimensional. La escultura con mosaicos contemporánea terminó por influenciar a diseñadores y arquitectos del calibre de Alessandro Mendini y Ettore Sottsas, y el impulso definitivo lo dieron trabajos de importancia internacional confeccionados en Rávena, como la tumba de Rudolf Nureyev erigida en París. Dicho monumento funerario inamovible será rescatado en la muestra gracias a una instalación virtual y multimedial. El recorrido expositivo dará cuenta en suma de la evolución del lenguaje del mosaico en la escultura en el siglo XX con sus actuales proyecciones, contando las experimentaciones internacionales basadas sobre los conceptos de acumulación y ensamblaje parcelizado.
    También se tratará la poética del objeto, puesta en escena por el Nouveau Realisme francés y luego por la Nueva Escultura británica, hasta las actuales generaciones, que la emplean de modo cada vez más innovador e inesperado. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en