Una vez más el horror por otro "lobo solitario"

La policía le disparó 14 veces, según informó el procurador

Otra vez el horron de un ataque con arma blanca en Francia
Otra vez el horron de un ataque con arma blanca en Francia (foto: ANSA)
18:55, 29 octPARISRedacción ANSA

(ANSA) - PARIS, 29 OTT - Las víctimas fatales del atacante de la iglesia de Niza, que no figuraba en las lista de potenciales terroristas, son una mujer de 60 años, decapitada, el sacristán profundamente herido en la garganta, de 55, y otra mujer de 44, que, herida, logró escapar pero murió poco después en un bar donde se había refugiado.
    Entre las pertenencias personales del asesino se encontraron dos teléfonos móviles y un Corán, todos según datos de fuentes cercanas a la investigación reproducidos por la prensa francesa.
    Cuatro policías entraron a la iglesia donde el asesino acababa de atacar a esastres personas, el hombre se adelantó "amenazadoramente, gritando Alá Akbar" (Alá el más grande) y los policías primero usaron una pistola eléctrica y luego abrieron fuego con armas convencionales.
    Sí lo detalló el fiscal de asuntos terroristas, Jean-Francois Ricard. También dijo que se encontraron 14 balas en el suelo en la escena.
    El asesino de Niza entró en la estación de Niza a las 6:29 de esta mañana y salió casi dos horas después después de cambiarse de ropa. Así lo afirmó Ricard, en la rueda de prensa en la que recapituló el caso.
    El fiscal instó a los medios a ser cautelosos con el nombre del sospechoso, quien se encuentra en el hospital con pronóstico confidencial.
    Ricard confirmó que el tunecino tenía en el bolsillo un documento emitido por la Cruz Roja Italiana, y que investiga su trayectoria y posibles complicidades, que le permitió llegar a Francia desde Bari, donde se han perdido su rastro después del 9 de octubre.
    Sin embargo, el hombre es desconocido para los servicios de inteligencia franceses y sus huellas dactilares no están en el registro de personas buscadas.
    En tanto, un joven fue arrestado por la policía en Sartrouville, un distrito al norte de París, cerca de la iglesia local de Saint Martin, porque amenazó con emular al atacante de Niza.
    Los agentes habían sido alertados por el padre del muchacho, que temía un gesto terrorista de su hijo, ya denunciado por las autoridades de seguridad francesas como extremista radicalizado.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA