Erdogan arremete duro contra Macron

Entrevero con el Islam desatan escalada. UE involucrada

Islamitas en el mundo contra Emmanuel Macrón. En la imagen protestas en Estambul contra Francia
Islamitas en el mundo contra Emmanuel Macrón. En la imagen protestas en Estambul contra Francia (foto: ANSA)
17:53, 26 octESTAMBULRedacción ANSA

(ANSA) - ESTAMBUL, 26 OTT - "Con demonizar a los musulmanes no se gana nada; el Parlamento Europeo, que habla de nuestro país insistentemente, no puede ignorar la islamofobia", disparó hoy el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, tras pedir un boicot a los productos franceses en una dura escalada contra Emmanuel Macron.
    "En ciertos países europeos, el odio al Islam y los musulmanes se ha convertido en una práctica promovida incluso por los presidentes", atacó el líder turco.
    "Se está llevando a cabo una campaña de linchamiento contra los musulmanes en Europa similar a la contra los judíos antes de la Segunda Guerra Mundial, insistió, al denunciar uan ola de "islamofobia", que avanza como una "plaga de los países europeos".
    "Hago un llamamiento a la canciller (Angela) Merkel. Si tiene libertad de religión, cómo es que ha habido casi 100 ataques a mezquitas. Ustedes son los verdaderos fascistas, son los herederos de los nazis", disparó el presidente de Turquía.
    Berlín respondió qu elas palabras del presidente turco sobre el francés Macron son "difamatorias y absolutamente inaceptables".
    Lo afirmó el portavoz de la canciller, Steffen Seibert, en una conferencia de prensa en Berlín, pero se esperaba una respuesta más formal de parte del gobierno alemán.
    "Hago un llamamiento a las naciones: no compren más productos franceses", disparó hoy Erdogan en reclamo de un boicot contra París. La proclama es un nuevo capítulo del enfrentamiento verbal con Macron de los últimos días.
    Luego de las medidas implementadas por el presidente francés, Emmanuel Macron, respecto a los musulmanes en ese país, Erdogan había dicho que necesita un "examen de salud mental", lo que Francia calificó de "inaceptable".
    "Las palabras del presidente Erdogan son inaceptables. El exceso y la grosería no son un método. Exigimos a Erdogan que cambie el curso de su política porque es peligrosa desde todos los puntos de vista. No entramos en polémicas inútiles y no aceptamos los insultos", respondió Macrón, y anunció un llamado a su embajador en Ankara.
    Hace dos semanas, el presidente francés habló del "separatismo islamista" y llamó a la necesidad de "estructurar al Islam" en Francia, lo que Erdogan denunció como una provocación. La idea desató reacciones en todo el mundo islámico contra el presidente francés y hasta manifestaciones en las calles.
    Todo en el marco de la elaboración de un proyecto de ley en Francia sobre la lucha contra los "separatismos" apuntando contra el islamismo radical en ese país, que se estima será presentando en diciembre.
    Con el proyecto, impulsado por la reciente decapitación de un docente que mostró caricaturas de Mahoma en una clase de libertad de expresión, Macron intentará reforzar el laicismo, consolidando los principios republicanos franceses.
    También podría incluir el control reforzado del financiamiento de las mezquitas y la prohibición de que los imanes sean educados en el extranjero, lo que seguramente avivará aún más las tensiones con Turquía.
    Erdogan recordó que "en Francia algunos dicen que ya no compran productos turcos" y que por eso invita a sus compatriotas a actuar con reciprocidad.
    Francia y Turquía también están en tensiones por la presencia de naves del país musulmán en busca de petróleo.
    París anunció el sábado que espera que Turquía satisfaga antes del fin de este año las demandas francesas en lo referente a sus acciones en el Mediterráneo oriental.
    "Francia ha reunido a sus socios europeos, que comparten la demanda de que Turquía debe poner fin a sus peligrosas aventuras", dijo un comunicado de la oficina del presidente francés, Señaló que, si Erdogan no responde en dos meses, enfrentará medidas.
    Las relaciones entre París y Ankara empeoraron en los últimos meses a causa del apoyo de Francia a Grecia, que mantiene una disputa con Turquía por las reservas de hidrocarburos en el Mediterráneo oriental.
    El 13 de agosto, el líder francés anunció la decisión de aumentar temporalmente la presencia militar en el Mediterráneo y exigió que Turquía detuviera la exploración petrolera. En respuesta, Erdogan le advirtió a su colega que "no se meta" con Ankara. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en