"Limpieza" de Johnson, afuera los disidentes

Sale Sajid Javid; el premier enfrentará escándalo por vacaciones

Boris Johnson
Boris Johnson (foto: EPA)
16:42, 13 febLONDRESRedacción ANSA

(ANSA) - LONDRES, 13 FEB - Pasada la salida oficial del Reino Unido de la Unión Europea, el premier Boris Johnson aplicó una purga en el gobierno, en la que quedaron fuera los disidentes, sólo habrá espacio para los más leales. Efectivamente, la reorganización del gobierno británico Tory, esperado en los últimos días por parte de los periódicos del establishment como un modesto recambio, se ha convertido en un terremoto, con un premier decidido a tener un gobierno a imagen y semejanza para entrar en la era del Brexit. Eliminadas casi todas las voces vagamente disonantes capaces de causar molestias tanto al operador, destinado a liderar al Reino Unido en los próximos 5 años después del triunfo en las urnas en diciembre, como a su eminencia gris: el brillante gurú electoral y consejero de Downing Street, Dominic Cummings.
    La cabeza que rodó y generó más ruido fue la de Sajid Javid, de 50 años, de raíces moderadas y pakistaníes, obligado a renunciar después de solo seis meses como canciller del Tesoro y supremo responsable de la política económica del Reino Unido.
    Javid rechazó ser confirmado, como Johnson le ofrecía, con la condición de sacrificar a todo el equipo del Tesoro a favor de un grupo de asesores impuesto por Dominic Cummings. El funcionario fue reemplazado de inmediato por su número 2, Rishi Sunak, otro hijo de la Nueva Bretaña multiétnica, de familia india.
    Un hombre de 39 años llamado dentro de un mes a presentar en Westminster el primer plan financiero tras el divorcio con Bruselas. El cambio de guardia generó de inmediato controversias en la oposición, que habló de "caos". Y el laborista John McDonnell descalificó al joven Sunak y lo llamó "un títere".
    De hecho, el gobierno ahora corre el riesgo de un contragolpe, entre los heridos del grupo conservador, incluso si la mayoría de más de 90 en la Cámara de los Comunes parece ser una garantía de duración. El mensaje de Johnson ha sido claro: "El disenso no erá tolerado, resumió Gordon Rayner, editor político del periódico Daily Telegraph.
    La confirmación proviene de las otras indicaciones de la reorganización de un equipo que fortalece su cara "brexiteer", -pues de hecho permanecen Dominic Raab y Michael Gove- así cosmopolita y joven. Aunque con algunos recortes adicionales al componente femenino minoritario, solo parcialmente compensado por la confirmación en el ministerio del Interior de Priti Patel o el ascenso de Suella Braverman (ambas de la familia india) como primera mujer Fiscal General de la historia británica, en lugar de Geoffrey Cox. Salieron, entre otros, con Javid y Cox (quien paga la batalla legal perdida ante la Corte Suprema a fines de 2019 por la suspensión del Parlamento), figuras capaces de cuestionar la línea del premier como Andrea Leadsom, reemplazado en Actividades productivas del enésimo leal indo-británico, Alok Sharma, también premiado con la presidencia de la CoP26, la conferencia de la ONU sobre el clima que el Reino organiza en 2020 en colaboración con Italia.
    Otro afuera fue el secretario de Irlanda del Norte, Julian Smith, la primera baja importante de la reorganización por Johnson de su equipo de ministros.
    Smith había sido elogiado hace unas semanas como una figura clave para garantizar el retorno de la Asamblea de Irlanda del Norte luego de una suspensión de tres años.
    Entretanto, una demostración de fuerza para el premier será el caso de las vacaciones de Año Nuevo de 15.000 libras (unos 19.500 dólares) en una exclusiva isla del Caribe en Año Nuevo junto a su pareja, Carrie Symonds. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en