El Brexit pone en guardia al deporte

Ale

Logo de la Premier League (imagen publicada en las redes sociales).
Logo de la Premier League (imagen publicada en las redes sociales). (foto: Ansa)
20:23, 14 dicLONDRESRedacción ANSA

   (ANSA) - LONDRES, 14 DIC - El categórico triunfo del primer ministro británico, Boris Johnson, en las elecciones anticipa la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea y pone en jaque al deporte, comenzando por la Premier League.
   Entonado por la victoria, Johnson promete que esto podría ocurrir antes de fines de enero, lo cual redundaría en restricciones para los trabajadores que hoy integran el bloque comunitario.
   Pese a que todavía no están claros los límites del Brexit impulsado por el primer ministro conservador, un divorcio desordenado de Bruselas haría fracasar las negociaciones para definir futuros acuerdos comerciales.
   Eso significaría un corte seco con el pasado reciente y una profunda herida para Europa que cambiará drásticamente reglas del juego en lo que hace a las contrataciones de futbolistas extranjeros procedentes de otros países del continente.
   Hoy, esos mismos deportistas pueden circular libremente como trabajadores comunitarios, pero el escenario está llamado a cambiar y pasarán a ser considerados como cualquier otro inmigrante europeo.
   Según un reciente informe, las nuevas normas afectarán a cerca de 300 futbolistas que actualmente se encuentran repartidos en los 20 clubes de la primera división del fútbol inglés.
   Hasta hoy, la renovación del permiso de trabajo estuvo subordinada siempre al hecho que en los dos años precedentes al pedido, el futbolista en cuestión hubiese disputado un determinado porcentaje de partidos con su selección nacional.
   También se tenía en cuenta el ranking de la FIFA para fijar un critero que garantizara un elevado estandar de profesionales que podría ser muchísimo más selectivo a partir de ahora.
   Esto traería aparejadas graves e inevitable repercusiones para los propios clubes, que se verían empobrecidos no sólo desde el punto de vista económico, sino también desde una perspectiva estrictamente deportiva.
   La fuerte devaluación de la libra esterlina respecto de las principales divisas mundiales que se anticipa apenas entre en vigencia el Brexit, ya comienza a hacer estragos en las arcas de esos mismos clubes.
   En este contexto, la Asociación Inglesa de Fútbol (FA) pretende llevar agua a su propio molino presionando a la Premier League para que reduzca de 17 a 12 el número máximo de jugadores extranjeros en cada club que la integra.
   Hasta el comienzo del nuevo milenio, los jugadores ingleses de esos mismos clubes representaban un 85 por ciento del total, mientras que hoy ese porcentaje no supera el 40 por ciento.
   Similares efectos anticipa el Brexit para los clubes que animan el torneo británico de rugby, uno de los más importantes de Europa, e inclusive para algunos de los equipos que participan en el campeonato de Fórmula 1.
   La escudería alemana Mercedes Benz, que acaparó los títulos de las últimas temporadas y tiene su cuartel general en Brackley, Northamptonshire, tendrá enormes dificultades para contratar a los mejores ingenieros y para obtener los permisos de trabajo necesarios.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en