"El Oeste humilló al Este", político alemán

Gregor Gysi evoca, a 30 años de la caída de la emblemática valla

El 9 de noviembre de 1989, la noche que cambió al mundo
El 9 de noviembre de 1989, la noche que cambió al mundo (foto: ANSA)
11:22, 08 novBERLINRedacción ANSA

   (ANSA) - BERLIN, 8 NOV - Alemania celebra este sábado 9 de noviembre el trigésimo aniversario de la caída del Muro de Berlín, un hecho que cambió la historia, simbolizando el fin de la Guerra Fría e impulsando la reunificación de un país dividido durante 40 años.
    Ese 9 de noviembre de 1989, Gregor Gysi -dirigente de Linke, el principal partido de izquierda alemán- fue testigo de la caída del muro pegado a la televisión. "No fui con los demás a la parte occidental de la ciudad. Al día siguiente, a las 9 de la mañana, tenía una audiencia en el tribunal: mi cliente era acusado de asesinato. Y por como conocía y conozco a la justicia alemana, no se dejaría engañar por un evento de este tipo y mantendría la cita. Así fue después de todo", recordó.
    Treinta años después, Gysi hace un balance amargo con ANSA sobre los efectos de la reunificación de las dos Alemanias, y analiza el éxito de la extrema derecha en la ex República Democrática Alemana (RDA), a partir de las frustraciones de los llamados "ossi", es decir, los ciudadanos de Alemania del Este.
    "No hay duda de que la unidad, la libertad, la democracia y el estado de derecho conquistados por los manifestantes han garantizado una mejor oferta de bienes y servicios y una moneda libre y convertible", afirmó el abogado, que en sus tiempos tras la Cortina de Hiero estaba muy bien integrado (su padre era el ministro de Cultura Klaus Gysi).
    "Sin embargo, el gobierno federal y el Bundestag (parlamento) no estuvieron dispuestos a cambiar nada, en la simbología de su país, para el ingreso de la RDA, en el ámbito de la aplicación de la ley fundamental", agregó.
    "No se cambió ni el nombre del país, ni el himno o la bandera, ni el emblema o cualquier calificación de cualquier institución federal. Pero se unieron dos pueblos, incluso si se trata de dos pueblos alemanes. Y si se dice a uno de los dos que no vale nada, al punto que no se modifica ni una coma en la simbología del otro ni en el país reunificado, esto produce profundas consecuencias psicológicas de mortificación, que aún hoy perduran".
    El ascenso del partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) se explicaría entonces teniendo en cuenta cuatro razones: "Principalmente los alemanes orientales se sienten derrotados por la historia. Las tierras del este estaban ocupadas por la Unión Soviética y no por las potencias occidentales", recordó.
    "Además Alemania Federal era una sociedad cerrada y no conocía a los musulmanes. En Leipzig y Berlín, donde en cambio sí estaban, Alternativa se arraiga de una manera sensiblemente menos significativa. Los habitantes de estas dos ciudades crecieron en una dimensión más internacional". La tercera razón es que, después de la reunificación, los habitantes de la Alemania Federal se sintieron ciudadanos de segunda clase, y esto se debió a los errores del gobierno federal". Finalmente, los "ossi" en la década de 1990 posteriormente vivieron una desocupación masiva, que produjo mucha ansiedad social. AfD usa todo esto y culpa a los refugiados, ofreciendo una solución fácil y falsa: "Fuera los refugiados y nuestros problemas están resueltos".
    El partido de extrema derecha "hizo de los más débiles de la sociedad chivos expiatorios". Los resultados electorales deben ciertamente hacernos reflexionar, añadió Gysi, "pero tres cuartos de la Alemania oriental no votaron por este partido". Preocupa en cambio, para este observador de la izquierda alemana la aparición del "egoísmo nacional", que hace pensar que "problemas globales como la cuestión social o el cambio climático, puedan resolverse en un marco nacional". "Una política que viene vinculada al reclamo del hombre fuerte, y con un reclamo inhumano al aislamiento y al racismo.
    Una amenaza para los derechos fundamentales tutelados por nuestras democracias", concluyó Gysi.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en