Atasco de Johnson, la política en su contra

El premier busca ahora un acuerdo pero insiste con un "no deal"

Protesta contra el Brexit y contra Boris Johnson en Londres
Protesta contra el Brexit y contra Boris Johnson en Londres (foto: ANSA)
18:28, 10 sepLONDRESRedacción ANSA

(ANSA) - LONDRES, 10 SET - Empantanado, Boris Johnson insiste con una salida sin acuerdo, pero la política británica se alinea en su contra, como de hecho lo hizo, en su segundo rechazo de la moción presentada por el premier para convocar a elecciones anticipadas en el Reino Unido el 15 de octubre. La Cámara de los Comunes la impugnó, de hecho con 293 votos "sí" contra 46 "no" y numerosas abstenciones (la semana pasada fueron 298 "sí" y 56 "no").
    El quórum necesario era de 2/3 pero los opositores, con los laboristas a la cabeza, confirmaron el no y le pidieron al premier Tory asegurar el 31 de octubre no tenga lugar un Brexit sin acuerdo. La semana pasada, el Parlamento aprobó un texto que obliga al premier a pedir prórroga del Brexit hasta el próximo 31 de enero y evitar así una salida sin acuerdo (no deal), el 31 de octubre, de la Unión Europea. Pero el premier, la semana pasada, dijo que preferiría estar "muerto en una cuneta" antes de pedir una nueva prórroga, que sería la tercera. En ese contexto de caos, el parlamento británico ya cerró sus puertas durante cinco semanas, precisamente por voluntad de una cuestionada decisión del gobierno Tory.
    Para completar el complejo panorama, el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, renunció, en abierta polémica con el primer ministro.
    La renuncia de Bercow sumó más tensión al desorden político que agita al Reino Unido a menos de dos meses del plazo oficial del 31 de octubre, fecha de la teórica salida de la Unión Europea a más de tres años del referéndum de 2016. Ayer, de vuelta de Dubín, donde se reunió con su colega Leo Varadkar sobre la cuestión del "backstop" en la frontera irlandesa y los acuerdos de paz del Viernes Santo, el premier bajó un poco el tono de su retórica abriéndose a un acuerdo de divorcio con Bruselas que definió como aún posible.
    Y reiterando sin embargo -alentado al menos por un dato sobre el PIB de julio mejor de lo previsto, de +0,3%, que aleja por ahora la sombra de la recesión- que la fecha del 31 de octubre para él es impostergable, pese a la entrada en vigencia definitiva -con la firma de la reina- de la ley "anti no deal" aprobada para obligarlo a esa posposición que él excluye.
    Por su lado, los gobiernos europeos han manifestado con énfasis que no reabrirán el acuerdo de Retirada negociado por el gobierno de Theresa May ni eliminarán la salvaguarda para la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en