Reconstruir con métodos originarios

"Nos lo han enseñado los terremotos", dice experta italiana

Notre-Dame en llamas.
Notre-Dame en llamas. (foto: ANSA)
17:37, 16 abrROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 16 ABR - Endoscopios, radares y ondas acústicas se pondrán a trabajar para analizar lo que queda en pié de la estructura de las paredes de Notre-Dame y los resultados de esos primeros análisis serán comparados con las observaciones de expertos y los documentos de los archivos.
    Estos serán los primeros pasos para hacer renacer a la catedral del fuego que la devastó y que el presidente Emmanuel Macron prometió hoy reconstruir "en cinco años" y "más bella".
    "La mejor solución será estudiar la estructura original y presentarla de manera similar", dijo a ANSA Giuliana Cardani, profesora de restauración, patología y diagnóstico de los edificios históricos del Politécnico de Milán.
    "Todo se puede reconstruir, la historia nos lo ha enseñado tantas veces" y "es probable que no se proyecte un cambio radical respecto a la tecnología constructiva original", añadió.
    "Reconstruir los edificios dañados de los terremotos nos enseñó que la tecnología moderna debe adaptarse con mucha atención a las estructuras antiguas", añadió.
    El primer paso será utilizar las técnicas de diagnóstico estructural más avanzadas para reconstruir el esquema de construcción original: "estas investigaciones permitirán detectar correctamente las características de la geometría, los materiales y la técnica de construcción, para reconstruir la lógica jerárquica de las estructuras sin caer en errores o en interpretaciones subjetivas".
    Donde sea posible, y donde no sea visible a simple vista, en las estructuras de Notre-Dame sobrevivientes del incendio, se pueden perforar pequeños orificios de inspección para introducir endoscopios: "estos instrumentos podrán dar indicaciones sobre el espesor, las dimensiones y la técnica constructiva de los arcos y áreas a reconstruir", detalló la experta. Si esto no es posible, se podrán realizar investigaciones no destructivas con radar, ondas elásticas y ondas acústicas: "podrán brindar información importante sobre la densidad y la compacidad, o sobre la presencia de espacios vacíos o elementos dañados".
    Los resultados de esta primera fase, prosiguió, "deberán ser combinados con los datos provenientes de documentos de archivo, observaciones visibles y análisis estructurales, en nombre de la naturaleza multidisciplinaria que debe caracterizar el proyecto de intervención: historia y tecnología deben ir de la mano".
    Esta fase preliminar "podría tardar unos meses. Mucho dependerá de la accesibilidad de la estructura para realizar inspecciones", indicó Cardani a ANSA.
    Es muy importante seguir la lógica constructiva, desde las dimensiones de los componentes al modo en el que se relacionaban entre sí, advirtió.
    El segundo paso será organizar en clave moderna el proyecto de reconstrucción y catalogar todas las informaciones en un archivo digital para hacer más seguros y precisos las posteriores intervenciones de restauración y garantizar una correcta manutención sucesiva. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en