La UE le cierra la puerta a Theresa May

Los 27 esperan el próximo movimiento de Londres

Theresa May en el Consejo Europeo en Bruselas
Theresa May en el Consejo Europeo en Bruselas (foto: ANSA)
17:48, 14 dicBRUSELASRedacción ANSA

    (ANSA) - BRUSELAS, 14 DIC - El eventual escenario de un Brexit "duro", es decir una salida del Reino Unido de la Unión Europea no consensuada, está cada vez más cerca tras la negativa del bloque a renegociar el acuerdo ya alcanzado con la premier Británica Theresa May.

   La imagen de rabia de May contra el presidente de la Comisión europea, Jean Claude Juncker, en un video difundido hoy sobre las deliberaciones de esta mañana en la cumbre de líderes de la UE es más que elocuente al respecto. La premier había pedido un salvavidas para a Bruselas para obtener la ratificación del acuerdo en el Parlamento británico pero le fue negado. En cambio, le pidieron que regresara a Londres y buscara consensos.
    En las imágenes, captadas por las cámaras del Consejo, se ve a una agitada May acusar a Juncker de haberla definido como "nebulosa" en su solicitud a los socios, hasta la intervención del premier holandés Mark Rutte quien actuó como mediador, mientras el zoom se alejaba. Una situación que Juncker intentó luego aclarar en su conferencia de prensa, mientras el video se hacía viral en las redes sociales, y alimentaba las burlas en la Cámara de los Comunes británica, por otro paso en falso de la premier.
    Ante los periodistas, Juncker dijo hoy que "en la filmación se veía que con Theresa May no estábamos bailando".
    "Ella pensó que la había criticado, pero le expliqué que la palabra 'nebulosa' se refería al estado del debate en el Reino Unido. Seguí la discusión en la Cámara de los Comunes y no sé a qué apuntan, por ese motivo hablé de 'nebulosa'. Después de eso, me besó", relató.
    La clara humillación que sufrió la titular del gobierno británico fue una idea que trataron de disipar tanto el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, como el canciller austriaco, Sebastian Kurz.
    "La tratamos con el mayor respeto, mucho más del que demuestran algunos parlamentarios británicos", afirmó Kurz.
    Ambos subrayaron la importancia de la declaración política entregada a May, en la que se detalla el objetivo y el funcionamiento del llamado "backstop", el mecanismo de garantía sobre las fronteras abiertas en Irlanda, motivo del punto muerto en Westminster, con el compromiso de hacer todo lo posible para que nunca entre en vigencia, y eventualmente que dure lo menos posible. "Conclusiones formales que tienen un estatus legal y por eso son bienvenidas. Es un paso adelante, porque significa la primera verdadera aclaración sobre el backstop", afirmó la premier británica en conferencia de prensa.
    Sin embargo, admitió que todavía queda mucho trabajo por hacer para responder a las preocupaciones de sus parlamentarios y que se apruebe el acuerdo. En tanto, entre los 27 países europeos, hay quienes están perdiendo la paciencia, como el mandatario francés, Emmanuel Macron, quien lanzó una advertencia. "El mensaje es claro, existe un único acuerdo, ya las cosas están en manos del Parlamento británico", dijo. También hay quienes temen hacer muchas concesiones para nada, como el luxemburgués Xavier Bettel, y otros, como la canciller alemana Angela Merkel, que todavía consideran que existe margen para maniobrar; o el premier holandés, quien no excluye una nueva cumbre en enero, para estudiar una propuesta británica.
    El horizonte está bastante difuso pero la puerta permanece abierta. Teniendo en cuenta el caos en Londres y el punto muerto sobre el "backstop", que pocos líderes europeos creen realmente que pueda desbloquearse, la cumbre fue también una ocasión para acelerar la preparación del peor escenario, el del "hard Brexit".
    Juncker anunció para el miércoles próximo la publicación de toda la información necesaria para hacer frente a esa eventualidad. La advertencia de Bruselas es: no dejamos sola a May pero todos deben prepararse para el peor escenario. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en