Macron vs. chalecos amarillos

Chalecos amarillos protestan en el Arco del Triunfo (foto: EPA)
21:39, 02 dicPARISPor Tulio Giannotti

   (ANSA) - PARIS, 2 DIC - De regreso de la Cumbre del G20 en Argentina, el presidente francés, Emmanuel Macron, visitó hoy el Arco del Triunfo para comprobar los daños que sufrió ese monumento emblemático, que fue objeto de graffiti y vandalismo durante las protestas del sábado de los "chalecos amarillos".
   El presidente no quiere que ninguna "acción violenta quede impune" después de que París fue quemada. Pero los chalecos amarillos moderados estiran su mano y abren el diálogo por primera vez.       En tanto, los duros del movimiento que nació en rechazo de los aumentos de los combustibles, se dan cita el próximo sábado, para "el cuarto acto" de la protesta.
   Y mientras por la mañana se registró la tercera víctima mortal, a causa de los bloqueos de los chalecos amarillos sobre una calle de Arles en el sur, Macron rindió un homenaje, junto al ministro del Interior, Christophe Castaner, a la tumba del soldado desconocido.
   La misma representa a todos los franceses muertos en la Primera Guerra Mundial, ensuciada el sábado por los alborotadores que dejaron sobre ella latas de cerveza y otros objetos.
   Desde la distancia, un pequeño grupo de chalecos amarillos nuevamente le pidió a Macron que renunciara. Luego partió a pie entre las ruinas de la avenida Kleber, donde alguien lo aplaudió.               Mientras Marine Le Pen y Jean-Luc Melenchon le solicitaban que disolviera las cámaras y convocara a nuevas elecciones, el presidente se concentraba en una reunión de crisis con los principales funcionarios del gobierno. Muchos esperaban un gesto fuerte, Macron tuvo palabras muy duras para los agitadores, esperando que todos los responsables de la devastación del sábado, que el prefecto de París Michel Delpuech definió "sin precedentes", tuvieran una condena en el tribunal.
   Entre 3 y 7 años, por los delitos más graves, que van por la agresión contra la policía en el incendio de autos (112 en total), por el vandalismo contra los monumentos (incluso en el interior del Arco del Triunfo con sus tesoros fue devastado por los vándalos) al uso de armas de fuego.
   El presidente -evaluando la hipótesis de declarar el estado de emergencia ventilado esta mañana por el portavoz del gobierno, Benjamin Griveaux- pidió al ministro Castaner, de "reflexionar sobre la eventual necesidad de adaptar el dispositivo de orden público en los próximos días", un modo impasible de rechazar el fracaso de la seguridad del pasado sábado.
   Pero sobre el plano político, la jornada estuvo caracterizada por el primer paso al diálogo, hasta ahora ausente: por un lado las "palomas", los 10 portavoces del movimiento, entre ellos Jacline Moraud -que con su video sobre las redes sociales fue una de las "chispas" de la protesta- abrió la puerta a la negociación. Hablando de "enojo constructivo", diciendo que está dispuesto a "conocer al primer ministro" y especialmente circunscribir las solicitudes y devolverlas al núcleo inicial: congelar los aumentos de impuestos en los combustibles y renunciar al recargo en la revisión de vehículos más antiguos.
   Una apertura importante, que deja a un lado la lista de solicitudes que han estado creciendo cada día: desde la abolición del Senado hasta la renuncia de Macron, hasta una lista de 42 exigencias.
   Inmediatamente, ya en la cumbre de la crisis en el Elíseo, Macron dio la bienvenida con la mano extendida: al premier Philippe pidió recibir a los líderes de los partidos políticos presentes en el Parlamento y a los representantes de los chalecos amarillos.
   Los encuentros comenzarán mañana. La señal es positiva, en el clima que la oposición de derecha e izquierda definieron "insurreccional". Pero queda la incógnita de un gobierno hasta ahora inflexible sobre la ecotasa (un impuesto a los camiones).
   Macron no habló hoy, pero le hizo repetir al portavoz Griveaux que "no se cambia el rumbo, porque el camino es el justo".
   Otra incógnita, los "halcones" del movimiento, que sobre su página de Facebook convocan al "Acto 4, Todos al Eliseo" -tal como llaman a la cita del próximo sábado- ya reunieron a 15 mil potenciales participantes y a más de 90 mil "interesados".(ANSA).

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en