Empresa franco-suiza sospechada de sobornar a ISIS

Mega grupo Lafarfe imputado por "crímenes contra humanidad"

Sospechas sobre una cementera franco-suiza. ¿Le pagó a ISIS?
Sospechas sobre una cementera franco-suiza. ¿Le pagó a ISIS? (foto: ANSA)
15:53, 29 junPARISPor Paolo Levi

(ANSA) - PARIS, 29 JUN - El grupo Lafarge SA, filial siria de la compañía de cemento franco-suiza Lafarge Holcim, es investigada por "complicidad en crímenes de lesa humanidad" a raíz de presuntos sobornos pagados a terroristas, incluido el ISIS, para mantener en actividad una fábrica cerca de Raqqa, Siria, entre 2011 y 2015.
    Se trata de una decisión sin precedentes, según escribió hoy el diario Libération, en la medida en que es la primera vez que un grupo industrial francés termina en el banquillo de los acusados. Para los magistrados, los cargos contra Lafarge son "serios y concordantes".
    Fuentes cercanas a la investigación precisan que la compañía fue puesta bajo control judicial con una fianza de 30 millones de euros.
    En los últimos meses, además, ocho ex gerentes del grupo, incluido el exadministrador delegado, Bruno Lafont, fueron acusados por "financiación del terrorismo" en el marco de presuntos sobornos a yihadistas.
    En una nota, Lafarge Holcim anunció un recurso de apelación. Según la organización humanitaria Sherpa, la suma pagada por Lafarge para mantener su actividad en una zona de conflicto en Siria, específicamente en Jalabiya, llegaría a 13 millones de euros. De acuerdo con algunas investigaciones, gran parte del dinero terminó, directa o indirectamente, en los bolsillos de los yihadistas, incluido el ISIS. El grupo franco-suizo fue acusado, en particular, de haber comprado petróleo a los terroristas, en violación del embargo decretado por la Unión Europea en 2011, además de haber pagado sobornos a través de un intermediario para garantizar que la planta industrial de Jalabiya siga operando a pesar de la guerra.
    Otra sospecha tiene que ver con un "impuesto" ad hoc pagado por la compañía a los fundamentalistas para asegurar la circulación de empleados y de mercancías, y también para la compra de materias primas y el paso de camiones a los puestos de control.
    Asimismo, los magistrados evalúan una posible venta de cemento directamente al Estado Islámico. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en