Penka, la vaca búlgara víctima de la UE - Europa - ANSA Latina

Penka, la vaca búlgara víctima de la UE

Penka y su dueño.
Penka y su dueño. (foto: ANSA)
20:40, 09 junROMARedacción ANSA

   (ANSA) - SOFIA, 9 JUN - Un espectro con sus cuernos circunda Europa: es el fantasma de PENKA: la vaca búlgara convertida en estos días en símbolo del Viejo Continente que muchos no quieren, protagonista inconsciente de polémicas políticas, atrapada en una burbuja espacio-burocrática como Tom Hanks en la película "The Terminal" del director Steven Spielberg.
   PENKA, bovino de un campesino búlgaro de rostro hosco, Ivan Haralampyev, convertido también él en una estrella, se fugó días atrás, pasando -obviamente sin saberlo- el confín con Serbia y, por consiguiente, saliendo de las fronteras de la Unión Europea (UE).
   "La vaca traspasó la frontera, atravesó la barrera de Oltomantsi, pero ni los policías, ni los agentes aduaneros la frenaron y así ingresó en Serbia", narró Ivan, citados por medios de comunicación, cuando intentó nuevamente traerla a casa.
   Empero, cuando trató de volver a su país, en la frontera el bovino fue retenido por las autoridades búlgaras al no tener el correspondiente documento europeo para el traslado de ganado de un país a otro.
   Y más: se esparció la voz de que la pobre vaca inocente, que al parecer está preñada, fue condenada al sacrificio, suscitando inmediatamente una catarata de reacciones en las redes sociales con, por ejemplo, el hashtag #savePenka (Salvemos a PENKA) en Twitter y una petición de clemencia en Change.org. Obviamente el caso no podía permanecer confinado solo a los Balcanes rurales, y el bovino con un aire un poco triste fue, en breve, convertido en el símbolo de la controvertida Europa de las "muchas e inútiles reglas sofocantes".
   Y también pasó el Canal de La Mancha y fue tomada por los tabloides británicos proclives al Brexit. El eurodiputado conservador y euroescéptico John Flack "tomó la vaca por los cuernos", escribiendo una carta al premier búlgaro, Boyko Borissov, y al presidente del Europarlamento, Antonio Tajani, pidiendo clemencia por PENKA, víctima de la eurocracia.
   "No creemos pánico alrededor de PENKA", respondió una portavoz de la Comisión UE, precisando que el animal está solamente en cuarentena mientras se verifica si está sano".
   Pero PENKA "es el emblema de una Europa que corre el riesgo de terminar víctima de su propio rigor. No se vive solo de reglas", escribió la eurodiputada del Partido Democrático, Isabella De Monte.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en