Canciller Johnson ratifica ultimátum a Rusia

Canciller ruso Lavrov rechazó acusaciones británicas

Boris Johnson, canciller del Reino Unido
Boris Johnson, canciller del Reino Unido (foto: EPA)
11:55, 13 marLONDRESRedacción ANSA

(ANSA) - LONDRES, 13 MAR - El canciller de Reino Unido, Boris Johnson, ratificó hoy el ultimátum a Rusia para dar explicaciones sobre sus presuntas responsabilidades en el ataque químico cometido el fin de semana contra el exespía ruso, Serghei Skripal y su hija, en Salisbury.
    "Rusia debe explicar antes de medianoche cómo sucedió que un agente nervino Novichok fue utilizado en Whiltshire" y "divulgar plenamente" las informaciones sobre tales sustancias "a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)", dijo Johson.
    El canciller habló en medio de una reunión del Consejo de ministros, en la que según los medios, estuvo en primera fila para presionar a la primera ministra, Theresa May, para que acuse formalmente a Moscú en el marco de las investigaciones del caso.
    "Si no surgiera una explicación convincente, junto a la cual queremos obviamente ver una plena divulgación sobre esta sustancia en la OPAQ, la respuesta de Reino Unido se anunciará mañana", insistió Johnson, sin agregar detalles.
    "Entretanto estamos hablando con nuestros amigos y socios para explicarles que vemos una alta posibilidad de involucramiento de una agencia estatal rusa" en el caso Skripal y "estamos muy alentados por el apoyo y la solidaridad que recibimos", prosiguió el jefe del Foreign Office.
    "Pienso en particular en el presidente francés Macron", refirió, y dijo además que habló "con el colega alemán, Sigmar Gabriel, y en Washington con el secretario de Estado, Rex Tillerson, el cual fue absolutamente claro en denunciar el comportamiento siempre perturbador de Rusia".
    "Un comportamiento maléfico por el uso desconsiderado de armas químicas o el apoyo al empleo de las mismas, que se extiende desde Siria hasta las calles de Salisbury, por primera vez en Europa después de la Segunda Guerra Mundial", concluyó Johnson. En respuesta, el canciller ruso Sergei Lavrov afirmó que "Rusia no tiene nada que ver con el caso del exagente de los servicios rusos envenenado en Gran Bretaña junto a su hija" y que "no responderá al ultimátum de Londres hasta que les den acceso a los análisis sobre los componentes tóxicos". Lavrov destacó que Moscú "envió una solicitud oficial de acceso a este compuesto de modo que nuestros expertos puedan someterlo a prueba en conformidad con la Convención de Armas Químicas".
    Hasta ahora, "el pedido fue ignorado" por la parte británica y "en lugar de lanzar un ultimatum Londres debería respetar sus obligaciones internacionales", agregó Lavrov.
    "Las reglas de la OPAQ le permiten a Reino Unido enviar un pedido a Rusia sobre el presunto componente químico y esperar una respuesta en el plazo de diez días", explicó.
    "Si la respuesta no es satisfactoria, Reino Unido puede presentar un reclamo al Consejo Ejecutivo de la organización y a la Conferencia de los estados miembro de la Convención", concluyó Lavrov. Por su parte el presidente de la Duma, Viacheslav Volodin, consideró que tras el envenenamiento del exagente están las autoridades y los servicios especiales británicos.
    "El parlamento británico debería estudiar el caso y plantear preguntas duras a Theresa May sobre la situación: es evidente que están involucrados los servicios secretos y las autoridades británicas", dijo.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en