Murió Groening, el contable de Auschwitz

Había sido condenado a cuatro años de cárcel

Murió el contable de Auschwitz Oskar Groening (foto: EPA)
23:42, 12 marBERLINRedacción ANSA

   (ANSA) - BERLIN, 12 MAR - El ex miembro de las SS nazi Oskar Groening, conocido como el contable de Auschwitz, murió hoy a los 96 años, en un hospital sin haber ingresado nunca a prisión.
   Groening estaba condenado a la cárcel bajo la acusación de ser el responsable de la muerte de 300 mil personas en Auschwitz, el campo que fue símbolo supremo del Holocausto.
   En el transcurso de su proceso, el anciano exmiembro de la SS hitleriana había pedido perdón, reconociendo una responsabilidad moral en el holocausto. Pero siempre dijo que no había sido un carnicero, intentando también obtener el perdón: solicitud rechazada en enero pasado.
   La Fiscalía de Hannover atribuye la noticia de la muerte, ocurrida este lunes en un hospital, a una declaración de su abogado.
   Groening era uno de los últimos criminales nazis aún con vida. En los años 70 se había salido con la suya durante investigaciones infructuosas, pero en 2015 fue condenado por el tribunal de Lüneburg a 4 años de prisión.
   La apelación por razones de salud había sido rechazada y las puertas de la prisión se habían abierto para él.
   El proceso se concretó esta vez por los 425 mil húngaros deportados a Auschwitz entre mayo y julio de 1944. Groening había estado en servicio en el campo de la muerte durante dos años. Contaba el dinero de los judíos masacrados y hacía de guardián, incluso de sus maletas.
   Groening había ingresado con 20 años en las Waffen-SS, en 1941, y un año después empezó a servir en Auschwitz; según la sentencia, con su trabajo en el campo contribuyó también a financiar al III Reich, ya que se encargaba de hacer transferencias a Berlín.
   "Groening no mató, no usó el Zyklon B. Fue a mirar. Primero se sorprendió, luego estuvo indiferente. Se convirtió en una rutina para él", escribió el Spiegel sobre su caso.
   "Me siento responsable ante el pueblo judío por ser parte de una tropa que cometió estos crímenes sin que yo haya sido personalmente responsable de ellos. Pido perdón al pueblo judío. Y también le pido a Dios que me perdone", le dijo a la publicación que hoy dio la noticia primero sobre su muerte.
   Su procesamiento fue posible a raíz del precedente marcado por el caso del ucraniano John Demjanjuk, quien en 2011 fue condenado a cinco años de cárcel por complicidad en las muertes del campo de exterminio de Sobibor, asimismo en la Polonia ocupada.
   Su juicio en Lüneburg estuvo marcado por frecuentes interrupciones por enfermedad del procesado, lo mismo que había ocurrido con el de Demjanjuk, quien murió unos meses después de escuchar sentencia en un hospital de ancianos. (ANSA)

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en