Brigitte Macron eleva su perfil

"Las mujeres no pueden permanecer en un segundo plano", afirma

Brigitte Macron en un acto público
Brigitte Macron en un acto público (foto: ANSA)
18:34, 02 enePARISPor Paolo Levi

   (ANSA) - PARIS, 2 ENE - Mientras el presidente francés, Emmanuel Macron, se prepara para enfrentar en el nuevo año los desafíos del tema inmigratorio, la reforma de las pensiones y la batalla para una mayor integración en Europa, su esposa Brigitte se propone asumir un papel más influyente y activo para el país.
    Después de ocho meses como una primera dama de perfil bajo, Brigitte Macron considera que ha llegado el momento de poner su popularidad en beneficio de grandes causas, como la lucha contra el acoso en la escuela, la asistencia para discapacitados o la igualdad de género.
    También tiene prevista una mayor presencia en las misiones exteriores del presidente, como la de China entre el 8 y 10 de enero próximos, a las que le seguirán Senegal, India y probablemente Japón. "Ya -advirtió en privado la primera dama, según una fuente cercana a su entorno citada por radio RTL- una mujer no puede permanecer en segundo plano".
    Cortejada por los medios nacionales e internacionales, a los cuales les da lugar a cuentagotas, la principal consejera y confidente de Macron se mantuvo lejos de eventos considerados con demasiado glamour, como el de la alfombra roja del Festival de Cine de Cannes o la Semana de la Moda de París.
    Sus colaboradores, Pierre-Olivier Costa y Tristan Bromet, se han acostumbrado al ritual del final de la tarde, cuando ella los invita a dar un paseo a pie por París. Un modo para Brigitte Macron de desconectarse de la solemnidad del Palacio del Elíseo y hacer un balance de la situación al aire libre. A veces, la delegación restringida para caminar también está acompañada por Nemo, el perro presidencial que se ha convertido casi en una estrella nacional.
    Del salón de fiestas del Elíseo, retiradas de las pesadas cortinas de terciopelo rojo, la primera dama quiso dar un soplo de aire fresco presentando piezas de arte contemporáneo y diseño, tal como lo hizo en los años 70 Claude Pompidou, la esposa del expresidente Georges Pompidou.
    "Los Macron -explicó un amigo íntimo de la pareja citado por el diario Le Monde- no viven en arte como una diversión sino como un proyecto de transformación de la sociedad". De ahí la fascinación de la pareja presidencial por los artistas y los escritores, y la idea de organizar una vez por semana los llamados "jueves del Elíseo" con un concierto privado. La primera dama tiene un papel de representación en misiones en el extranjero, y también en la supervisión de eventos y recepciones oficiales del Elíseo, como mañana, cuando el jefe del Estado dirigirá los deseos del comienzo del año a los miembros del gobierno, y luego al Consejo Constitucional y a la prensa.
    Para el presidente comienza un 2018 con temas no exentos de riesgos, como la futura ley sobre asilo y refugiados -muy criticada por su dureza con la inmigración-, la reforma de las pensiones y el cambio de ritmo en la Unión Europea. En el discurso de felicitación al país, Macron prometió que seguiría reformando el país y pidió tanto a los ciudadanos de su país como a los europeos contribuir al relanzamiento de Francia y de Europa sin ceder al nacionalismo ni al escepticismo.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en