Incendio mortal y tres días de luto nacional

Incendios en Portugal, bomberos combaten las llamas (foto: EPA)
23:13, 18 junLISBOARedacción ANSA

   (ANSA) - LISBOA, 18 JUN - Las autoridades portuguesas corrigieron el último balance provisorio del violento incendio de Pedrogao que causó por ahora 61 muertos y no 62 -como se dijo en un principio- y los heridos rondan los 50, cinco de ellos de gravedad.
    Así lo confirmó hoy el premier portugués, Antonio Costa, según el cual "probablemente" los socorristas encontrarán más víctimas.
    Las víctimas perdieron la vida en los incendios desatados al parecer por un rayo en una zona boscosa del centro de Portugal, tras lo cual el premier Antonio Costa dijo que "no tenemos memoria de una tragedia" semejante.
    El gobierno decretó tres días de luto, el Papa rezó por la víctimas y la Unión Europea activos sus mecanismos de protección civil para asistir a los damnificados.
    El fuego comenzó el sábado a la tarde en el municipio de Pedrogao Grande y se propagó rápidamente por los vientos y el calor.
    La mayoría de las víctimas, 47, perdieron la vida dentro de sus automóviles en la carretera 236, convertida en la "ruta de la muerte", donde quedaron carbonizadas. "No tenemos memoria de una tragedia humana de este alcance", dijo hoy el premier Antonio Costa, que visitó la zona siniestrada junto al presidente Marcelo Robelo de Sousa.
    De Sousa afirmó que "se hizo lo máximo que se podía hacer para frenar las llamas.
    "No era posible hacer más, hay situaciones imprevisibles.
    Cuando se presentan no hay capacidad de prevención que pueda intervenir", añadió.
    En un principio el ministro del Interior, Jorge Gomes, aseguró que las víctimas rondaban en al menos 62 y luego precisó que había dos que perdieron la vida de manera indirecta visto que fallecieron en un accidente de tránsito cuando huían de las llamas.
    Al parecer pudo haber sido un rayo el origen del incendio, según las autoridades.
    El director de la policía judicial, Amoeida Rodrigues, declaró a la televisión TVI que parece estar excluido que haya una mano criminal detrás del siniestro.
    En el Vaticano, durante el Angelus, el Papa dijo: "Expreso mi cercanía al querido pueblo portugués" afectado por el "incendio devastador" que causó muertos, heridos y destrucción.
    "Recemos en silencio", añadió.
    Los sobrevivientes de Pedrogao Grande están conmocionados por la pesadilla de la noche más infernal de sus vidas.
    "El fuego volaba, el viento transportaba las llamas", contó Eugenio Santos, refugiado en Graca. "Nunca vi una cosa semejante", añadió. Muchos lloran a un pariente, amigo o vecino. La mayor parte de los fallecidos eran residentes de los poblados de la zona.
    Las autoridades anticiparon que se necesitarán días para identificar a las víctimas.
    El primero en ser identificado fue Rodrigo, un niño de cuatro años, que murió junto a su tío en la carretera. Un árbol en llamas cayó sobre el rodado, el conductor fue hallado en la parte trasera y el niño en la ruta, probablemente buscando huir.
    La abuela del pequeño Rodrigo, que estaba de vacaciones en Pedrogao con ella y su marido, dijo entre lágrimas: "Tenía solo cuatro años, no hacía mal a nadie".
    Los padres habían dejado al cuidado de los abuelos al niño para viajar a Sao Tomé. Otros tres niños, Bianca de cuatro años y otros dos de 8, figuran entre las 47 personas muertas en los autos en fuga sobre la carretera de Pedrogao. En tanto, el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, anunció en Twitter la activación del mecanismo del bloque de protección civil por el violento incendio. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA