Primer debate en TV, todos contra Macron

Elecciones tendrán lugar el 23 de abril y 3 de mayo

Primer debate televisivo de los candidatos presidenciales franceses (foto: EPA)
19:49, 20 marPARISRedacción ANSA

   (ANSA) - PARIS, 20 MAR - Los cinco principales candidatos en las presidenciales de Francia protagonizaron hoy el primer debate por televisión, a 34 días de la primera vuelta electoral.
    Marine Le Pen, del Frente Nacional, Emmanuel Macron, del movimiento En Marcha!, Francois Fillon, de Los Republicanos, el socialista Benoit Hamon y Jean-Luc Mélenchon de "Francia indómita" expusieron sus propuestas en el canal TF1, de cara al comicio del 23 de abril.
    En medio de un clima enrarecido de investigaciones judiciales y de atentados que hasta ahora ha monopolizado la atención ciudadana. La decisión de la cadena de dejar afuera a los otros seis candidatos con ninguna posibilidad en las urnas, según los sondeos, despertó la furia de los excluidos.
    El debate es una novedad absoluta en Francia, donde en la primera vuelta se celebra tradicionalmente la sacralidad del voto, se sufraga por convicción, y en la segunda de acuerdo a la conveniencia política (muchas veces para evitar lo peor).
    El canal eligió a los que cuentan en los sondeos mientras que en el pasado el cara a cara se realizaba con los dos que competían en el balotaje.
    Macron, ex ministro de Economía y de Industria entre 2014 y 2016, es el último que llegó a la política, tiene 39 años y su crecimiento electoral superó las expectativas. Tanto que empata con Le Pen en el primer turno, de acuerdo a las últimas mediciones.
    Hamon, a quien medio partido socialista le dio la espaldas, anticipó el domingo que para él Macron ha "traicionado". Melenchon es el hombre de ultraizquierda que predica la "Sexta República".
    Durante el debate que se extendió por tres horas cada candidato pudo invitar a 36 seguidores, y el resto del público fue elegido por TF1.
    Reunidos en torno a una mesa circular, los candidatos estuvieron obligados a mirarse las caras, contaron con dos minutos cada uno para responder y a partir del minuto y treinta segundos podían interrumpir al que hablaba.
    "Digo que hay que detener esta inmigración, los franceses no pueden más", exclamó Le Pen, a la que cruzó rápido Hamon, "Ella está drogada con páginas de crónicas", le dijo.
    Otro momento ríspido se dio en los temas de seguridad y sobre laicidad.
    Le Pen, otra vez, evocó el caso del "burkini", la prenda que utilizan en las playas algunas musulmanas practicantes, que quiere sea prohibida. Macron la acusó: "Ella engaña a los franceses, el 'burkini' es un tema de orden público, hay prefecto que lo prohíben, no hace falta construir teorías", dijo. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en