Otra noche de caos, tres muertes en las protestas

Trump protegido en el búnker de la Casa Blanca. Represión

Otra noche de ira y violencia en EEUU
Otra noche de ira y violencia en EEUU (foto: ANSA)
11:26, 01 junWASHINGTONRedacción ANSA

(ANSA) - WASHINGTON, 1 JUN - Un hombre asesinado en Louisville, otros dos en Iowa, varios agentes heridos y feroces represiones forman parte del saldo de otra noche de protestas en Estados Unidos por la muerte de un afro-estadounidense a manos de agentes, que hasta obligaron a Donald Trump a guarecerse en el búnker bajo suelo de la Casa Blanca.
    Según la prensa estadounidense, desde que se dispararon la protestas por el crimen de Floyd ocurrido el lunes pasado en Minneapolis, unas 4 mil personas terminaron arrestadas en todo el país.
    Las cadenas ABC y CBS reportaron que el hombre que perdió la vida en Louisvill, murió después de que la policía y la Guardia Nacional de Kentucky "respondieron" para dispersar a la multitud. El jefe de policía local, Steve Conrad, no aclaró quién efectuó el disparo mortal. Las autoridades aún no han publicado ninguna información sobre la víctima.
    Asimismo, dos personas murieron y un oficial de policía resultó herido en un tiroteo en Davenport, Iowa, anoche durante nuevas protestas por la muerte del afro-estadounidense George Floyd. Lo informó hoy el jefe de la policía local, Paul Sikorski, que detalló en una conferencia de prensa que tres agentes fueron emboscados mientras patrullaban y que varios disparos alcanzaron su automóvil y uno de ellos resultó herido, aunque no corre peligro de muerte.
    La policía luego arrestó a varias personas que huyeron de la escena en un automóvil.
    Sikorski agregó que la policía respondió a docenas de incidentes en la ciudad en los que se efectuaron disparos y precisó que cuatro personas fueron baleadas en total.
    El alcalde de Davenport, Mike Mateson, anunció que decretará un toque de queda para esta noche y le pedirá al gobernador Kim Reynolds que movilice a la Guardia Nacional.
    En tanto, cincuenta agentes del Servicio Secreto (guardia presidencial y de funcionarios) resultaron heridos en los enfrentamientos de la noche entre el domingo y el lunes cerca de la Casa Blanca. Los violentos choques llevaron a los agentes del Servicio Secreto a trasladar a Trump al búnker subterráneo de la Casa Blanca por un corto período de tiempo el viernes. Varios monumentos de Washington también han quedado pintarrajeados con consignas, sobretodo en el National Mall.
    A medida que crecen las tensiones entre la policía y los manifestantes, algunos agentes y agentes de policía se unieron a los manifestantes en solidaridad, indicaron algunos reportes. Es comun ver gente agachada sobre una rodilla, en imitaión del acto de protesta popular reproducido desde el mundo deportivo estadounidense para denunciar las iniquidades raciales, y que está ganando espacio hasta entre los policías.
    Por ejemplo, eso ocurrió en Queens, Nueva York, con un grupo de uniformados que permanecían en círculo mientras leían los nombres de otros afro-americanos asesinados por la policía, como Trayvon Martin y Philando Castile. En Michigan, el sheriff del condado de Genesee, Chris Swanson, marchó con los manifestantes, así como con el jefe de policía de Norfolk, Virginia. Algunos agentes también están de rodillas en el parque Lafayette en la capital, frente a la Casa Blanca, o también se los vio en Miami y en Santa Cruz. Todos esos episodios circularon en las redes sociales y se volvieron virales. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en