Trump no quiere migrantes, el Pentágono sí

El Ejército suspendió el despido de reclutas extranjeros

Soldados hispanos en el Ejército de Estados Unidos
Soldados hispanos en el Ejército de Estados Unidos (foto: Ansa)
18:29, 09 agoNUEVA YORKRedacción ANSA

(ANSA) - NUEVA YORK, 9 AGO - Si bien el gobierno de Donald Trump busca por todas las formas posibles cerrar las puertas a los inmigrantes, el Pentágono acaba de suspender el despido de reclutas extranjeros que se alistaron en busca de obtener la ciudadanía estadounidense.
    De acuerdo a un memorando que se conoció en las últimas horas, fechado el 20 de julio, oficiales de alto rango del ejército recibieron la orden para que dejen de procesar, con efecto inmediato, las bajas de los hombres y mujeres que ingresaron en un programa especial para inmigrantes.
    Hasta el momento no está claro cuántos soldados son los afectados por la medida, y el Pentágono se negó a brindar esa información, pero se estima que es una cifra muy alta.
    "A partir de este momento, se suspende el procesamiento de todas la bajas involuntarias", se lee en el memo firmado por el subsecretario del ejército para Asuntos de Personal y Reservistas, Marshall Williams.
    Hasta hace varias semanas atrás, decenas de reclutas inmigrantes estaban recibiendo la baja o la cancelación de sus contratos, sin recibir ninguna explicación al respecto.
    Algunos de ellos dijeron que el ejército les informó que los consideraba un riesgo para la seguridad porque tenían familiares en el exterior o porque el Departamento de Defensa había investigado sus antecedentes.
    A principios de julio, el Pentágono informó que no había cambios en las directivas y que continuaban las averiguaciones de antecedentes. Sin embargo, a mediados de mes el ejército anuló una baja, la del reservista brasileño Lucas Calixto, de 28 años, que había presentado una demanda.
    Un grupo de abogados presentó una demanda colectiva la semana pasada para proteger a un grupo más amplio de reservistas y reclutas, así como para exigir la revocación de las bajas y detener las bajas futuras.
    Margaret Stock, abogada de inmigración y teniente coronel retirada del ejército que ayudó a crear el programa de reclutamiento, afirmó que el memo demuestra la existencia de una política.
    "El ejército reconoce que ha dado de baja indebidamente a cientos de soldados", dijo. "El paso siguiente debería ser derogar las bajas indebidas", acotó.
    Sin embargo, hasta el momento los reclutas y reservistas que fueron dados de baja no tuvieron ningún cambio al respecto, y la decisión se mantiene. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA