Alta tensión por el caso del espía Skripal - Estados Unidos - ANSA Latina

Alta tensión por el caso del espía Skripal

Kremlin, "responderemos a sanciones", "traición" a Helsinki

Donald Trump y Vladimir Putin
Donald Trump y Vladimir Putin (foto: ANSA)
18:28, 09 agoMOSCUPor Giuseppe Agliastro

(ANSA) - MOSCU, 9 AGO - Las sanciones anunciadas por la Casa Blanca contra Moscú por el caso de envenenamiento del espía Skripal arrojó más combustible a las relaciones calientes entre Rusia y Estados Unidos, causando la ira del Kremlin.
    La vocera del ministerio de Exteriores ruso, Maria Zakharova, aseguró que Moscú responderá a las sanciones pero buscando no comprometer de modo irremediable las relaciones con Washington.
    Mientras el brazo derecho de Vladimir Putin, Dmitri Peskov, denunció que las nuevas restricciones son un "acto hostil" e "ilegal" y "difícilmente puedan ser asociadas a la constructiva, aunque compleja, atmósfera del reciente encuentro" en Helsinki entre Donald Trump y Putin. La cumbre finlandesa fue interpretado por Moscú como una gran victoria diplomática del Kremlin.
    Pero el hecho de acercarse las elecciones de medio término, las presiones que el Congreso estadounidense ejerce sobre la Casa Blanca están creciendo inevitablemente. Sobre todo con el Russiagate que caldea los ánimos.
    El Departamento de Estado norteamericano anunció el miércoles a la noche las nuevas sanciones, recibiendo un aplauso inmediato del gobierno británico.
    Londres y Washington acusan al Kremlin estar detrás del envenenamiento en Salisbury al ex coronel doble espía de inteligencia ruso, Sergei Skripal, y a su hija Iulia. Los dos fueron internados en un hospital por semanas por contaminación con un agente nervio letal que se supone fue creado en la Unión Soviética en los años '70 y '80, el Novichok. Pero Moscú rechazó todas las imputaciones que le lanzaron y acusó a Estados Unidos y a Gran Bretaña de haber urdido un complot internacional en su contra. Hoy ratificó la "ausencia de pruebas".
    Las nuevas sanciones se subdividen en dos tramos. El primero regirá el 22 de agosto y prevé la suspensión de las exportaciones de algunos bienes considerados estratégicos para la seguridad nacional. Pero el segundo podría revelarse como un golpe duro para el Kremlin. Será activado dentro de tres meses, pero sólo si Rusia no aporta "garantías creíbles" sobre su voluntad de no usar más en el futuro armas químicas y no permite las inspecciones necesarias a la ONU.
    En ese caso, en teoría, Estados Unidos podría incluso recortar a la mínima expresión las relaciones diplomáticas y las comerciales con Moscú, además de prohibir a Aeroflot volar a Estados Unidos.
    Por eso en la mañana de este jueves, al día siguiente del anuncio de nuevas restricciones, las acciones de la compañía de línea de bandera rusa cayeron un 12,2%, pero recuperándose en parte al final de la jornada.
    También el rublo perdió terreno frente al euro y al dólar, siguiendo la tendencia negativa comenzada el miércoles, tras la publicación del diario Kommersant de un proyecto de ley del Congreso norteamericano sobre sanciones contra Rusia por las presuntas interferencias en las presidenciales de 2016.
    Las eventuales medidas restrictivas estarían relacionadas, entre otros, a proyectos de Moscú en el campo energético.
    El Kremlin no se desarma: "El sistema financiero ruso es estable", aseguró Peskov, recordando que dio pruebas en los últimos años, frente a las sanciones occidentales por la crisis ucraniana y la caída del precio del petróleo. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en