Cae el telón de Games of Thrones, ahora la precuela

13:34, 20 mayNUEVA YORKRedacción ANSA
(ANSA) - NUEVA YORK, 20 MAY - Después de 73 episodios, que durante ocho años mantuvieron a sus fanáticos clavados frente al televisor, cayó el telón sobre la serie de culto "Game of Thrones", con un esperadísimo capítulo que dejó dividida a la audiencia.
    "Desde este momento no habrá más soberanos por nacimiento, serán elegidos en este lugar por las damas y los lords", concluyó la serie, tal vez del único modo en que podía terminar.
    Todavía no están los datos de audiencia, pero el capítulo previo -que ya había iniciado el "incendio" en las redes sociales- fue visto por 18,4 millones de personas en Estados Unidos.
    "Siempre supe que el final no podía satisfacer a todos. Las historias son demasiado vastas, los personajes demasiado complejos y si gustas a todos eres demasiado tibio. Por eso me pareció el único modo en que podía terminar", dijo en un mensaje "post mortem" al New Yorker Daenerys (Emilia Clarke, la estrella británica que durante las filmaciones casi murió por dos aneurismas), quien en la gran final fue hacia su último destino.
    "Hizo cosas terribles. Se lo debían esperar", comentó Kit Harington (Jon Snow) preparando a los espectadores para el epílogo.
    En vísperas de la final, un millón de fans decepcionados habían pedido a HBO una remake de toda la última temporada, confiada ya no a la pareja D.B. Weiss y David Benioff, una hipótesis definida como "absurda" por Isaac Hempstead-Wright(Brandon Stark en la serie), que se lo tomó "personalmente".
    Y si el USA Today, que disparó contra un epílogo "edulcorado y lleno de clisés" los huérfanos del "Trono" confían ahora en los spin-offs y las precuelas.
    George R.R. Martin, el autor del ciclo "Crónicas del hielo y del fuego", del que nació la serie, propuso al menos cinco: "Tres están avanzando de modo satisfactorio", dijo a "Not a Blog", explicando que el rodaje del primero podrían comenzar en el término de este año.
    Para HBO "Games of Thrones" fue la gallina de los huevos de oro y la red anunció para el verano boreal las primeras tomas de la precuela con Naomi Watts y Josh Whitehouse, que será "miles de años antes" del viaje fatal de Ned Stark y que contará "el descenso del mundo de la edad de oro de los héroes a su hora más oscura".
    Por ahora solo se dio comienzo a un capítulo piloto, y en todo caso seguro no se ocupará la pareja Weiss-Benioff, ya proyectados al universo de Star Wars.
    La proyección del último capítulo fue en Estados Unidos un momento de experiencia televisiva colectiva semejante al Super Bowl, con un "day after" de comentarios no solo sobre el final, sino sobre el futuro del género de la serie por capítulos en la era de Netflix y sus "atracones" televisivos.
    En 1997, cuando el coloso del streaming nació como servicio de DVD por correo, "Friends" y Seinfeld" dominaban la grilla de los jueves por la noche. Desde entonces los hábitos televisivos cambiaron radicalmente.
    "Si 'Game of Thrones' hubiera salido hoy, podría galvanizar al público del mismo modo?", se preguntó el crítico del Los Angeles Times Lorraine Ali. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en