"El tango puede enseñar a los italianos a sentir"

Fabrizio Mocata, de Sicilia a los acordes del género rioplatense

El italiano Fabrizio Mocata en concierto
El italiano Fabrizio Mocata en concierto (foto: Ansa)
16:57, 11 abrBUENOS AIRESRedacción ANSA

   (ANSA) - BUENOS AIRES, 11 ABR - "El tango en la Italia de hoy podría ser muy útil, para aprender a llorar, para aprender a abrazarse, para aprender a sentir, cosas que parecen olvidadas", afirmó sin rubores Fabrizio Mocata, músico y compositor italiano que se luce estos días en Argentina ejecutando los acordes de esa música típicamente rioplatense.
    "El tango está en un rincón de nuestra alma y es parte de nosotros", acota entrevistado por ANSA, poco antes de la presentación de su CD "Swango", editado por Acqua Records, en la tradicional Academia Nacional Del Tango, este viernes, desde las 19.30 locales. El trabajo se sostiene principalmente en temas originales del autor y agita una singular y nueva forma de ejecutar ese género con tramos de improvisación y sonoridades cercanas al jazz, aunque sin perder autenticidad. Justamente, por esa mezcla entre swing y tango surge el nombre "Swango", que caracteriza el estilo. La creación suma a tres artistas invitados. La argentina Sandra Luna y el italiano Fabio Armiliato aportan sus matices vocales y el músico argentino Fabián Bertero sus melodías.
    Mocata -a cargo del piano, la composición y la dirección musical del CD- está acompañado por Nico Perrone y Nicholas Enrich (bandoneón), Javier Weintraub y Damián González Gantes (violín), además de Pablo Motta y Gerardo De Monaco (contrabajo).
    Nacido en Sicilia, Mocata se topó con el tango hace casi 20 años cuando estudiaba en el Conservatorio de Firenze (Florencia, norte de Italia). "Fue de casualidad, en el conjunto de música de cámara, elegimos tocar el quinteto de Astor Piazzolla. Desde ese momento fue todo un camino al revés, Pugliese y Troilo hasta llegar a los orígenes y las canciones de Carlos Gardel", recordó. "En este camino, estuve la suerte de tener la posibilidad de compartir con gente maravillosa y de llegar a entender las profunda raíces que caracterizan a ese genero. De pronto, para mi fue fundamental empezar a venir a Argentina y Uruguay para conocer los lugares que fueron fundamentales en el desarrollo de lo que es, más que un genero musical, una forma de vivir", añadió con un español impecable.
    Agradecido porque "el tango me dio muchísimo", el italiano también se detuvo en los entrañables vínculos musicales y poéticos entre Argentina e Italia. "Todos los Argentinos conocen 'Torna a Surriento', o 'Sole mio' y las Arias de óperas de Puccini o Verdi. Nuestro poetas Domenico Modugno y Luigi Tenco, cuanto amor que veo en esos lazos. Realmente tienen un afecto por esa gran música que produjo Italia, tanto en el plano lírico y también en el popular", deslizó. Mocata lamentó que en Italia el tango se acerque más a través del baile, en lugares de reunión y que no haya tanta gente que logre entender que es "un genero que tiene su nobleza y es más adecuado a una sala de concierto y a un teatro". Se entusiasma al afirmar que lucha para cambiar eso y que "poco a poco" avanza en esa misión. "El tango es una música que tiene mucho de italiano y por eso seria muy bello que en Italia también se logre escucharla y conocerla", acotó locuaz.
    Además contó que uno de sus proyectos, junto al afamado tenor italiano Fabio Armiliato, apunta a valorar la influencia entre el belcanto y el tango a través también de la figura de Tito Schipa, que vivió en Buenos Aires y grabó discos de tango, a parte de componer algunos. "El mismo Schipa, junto a Enrico Caruso, fueron fundamentales para Carlos Gardel, que queria ser cantante lírico", subrayó, nuevamente resaltando los lazos entre el tango y la ópera, toda una parábola acaso de los vínculos ítalo-argentinos. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en