Nuevo Salón de Arte en Roma

El Palazzo Marulana, edificio del fascismo remodelado

'Los dos saltimbanquis', de Antonio Donghi, la obra que inició la colección
'Los dos saltimbanquis', de Antonio Donghi, la obra que inició la colección (foto: Ansa)
15:14, 08 julROMA 8 JUL - El Palazzo MerulanaRedacción ANSA

(ANSA) - ROMA 8 JUL - El Palazzo Merulana, el "salón del arte" recientemente abierto en Roma ya fue visitado por nueve mil personas, todo un récord.
    El "boom" que causó el museo tiene más que felices a Claudio Cerasi, el constructor que junto a su esposa Helena crearon la Fundación que lleva su nombre para ofrecer a la ciudad la colección de 90 obras de arte de primer nivel de la Italia del siglo XX. La colección incluye desde las obras maestras de la Escuela Romana hasta los años '60 y también alcanza piezas de autores contemporáneos. "No quería que este lugar fuese un museo donde observar cuadros y esculturas sino un lugar que recordase un poco mi casa, un espacio en el cual relajarse, conversar, pasar el tiempo sin apuro", explicó Cerasi sobre este salón de arte que también ofrece opciones gastronómicas. Una de las razones del éxito del proyecto es la espléndida sede de la fundación, el gran edificio de 1929, ubicado en la Via Merulana, a pocos pasos de Piazza Vittorio, que durante el fascismo albergó la Oficina de Higiene y luego fue abandonado y se fue deteriorando.
    De hecho, en los años sesenta se había pensado derribarlo, pero la superintendencia rechazó el pedido y reconoció su valor histórico y arquitectónico. Los Cerasi, familia de constructores romanos que en su haber cuentan con obras como el nuevo rostro del Museo Nacional de las Artes del Siglo XXI (Maxxi) de Roma, desde 2002 pensaban en remodelar el edificio. Ese año ganaron una licitación para un proyecto de financiación de proyectos y recién en 2015, tras haber superado intensos trámites burocráticos, lograron iniciar la reestructuración. Hoy pueden verse cuatro pisos donde el reina el color blanco -en paredes y pisos de mármol- en los 1.800 m2 que albergan las exposiciones, además de una terraza de 260 m2 para eventos. El edificio, propiedad de la comuna de Roma, otorgó por 88 años el manejo a la fundación, que eligió a CoopCulture para la gestión. "Considero que fue una decisión inteligente confiar en ellos -observó Cerasi-, grandes expertos en la conducción de museos.
    Propusieron muchas soluciones y una rica programación de eventos", explicó Cerasi. El foco de la colección está en el segundo piso, donde la atención gira en torno del enorme salón con dos grandes divanes, en el que se destaca la escultura dorada "El director de las estrellas", obra reciente de Jan Fabre, que crea un fuerte contraste con el contexto en el que se aprecian trabajos de Giacomo Balla, Fortunato Depero, Antonio Donghi y Giorgio De Chirico, entre muchos otros. En la primera sala se aprecia, no por casualidad, "Pequeños Saltimbanquis" (1958), de Donghi. Todo parte de este cuadro. "Fui a una retrospectiva en el Palazzo Grassi, en 1985, y me encantó -relató Cerasi-; traté de encontrar al propietario del cuadro y, haciendo un gran esfuerzo económico, lo compré. Así comencé a recolectar obras comprando incluso esculturas". Cerasi, quien tiene 85 años pensó en crear la fundación con un objetivo preciso. "La idea de que después de mi muerte la colección pudiera ser compartida entre mis tres hijos no me gustaba, porque la considero única e indivisible. Por eso, hablé con ellos quienes me comprendieron y me alentaron. Le puse el alma y debo decir que todo salió bien. El éxito supera mis expectativas", afirmó.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en