Francia perdió a su Elvis

Falleció el músico más popular de la historia musical de Francia

Francia conmocionada por la muerte de Johnny Hallyday
Francia conmocionada por la muerte de Johnny Hallyday (foto: ANSA)
17:03, 06 dicPARISRedacción ANSA

   (ANSA) - PARIS, 6 DIC - "Escribo estas palabras sin poder creerlas, y sin embargo es así: mi hombre no está más", escribió Laeticia Hallyday para anunciar en un comunicado, poco después de las tres de la mañana de hoy, la muerte a los 74 años del músico más popular de la historia de la canción francesa.
    Poco antes, Laeticia había llamado por teléfono al presidente Emmanuel Macron, aún despierto en el Eliseo, para avisarle de la muerte de "Johnny" Hallyday.
    El país entero, sin distinciones políticas, sociales o generacionales, se despertó llorando al mito que creía inmortal, al hombre que vendió 110 millones de discos.
    Una decena de vehículos blindados de la policía custodian la zona en torno a la residencia de Marnes-la-Coquette, en la periferia de París, a la que Johnny volvió hace un mes tras haber sido hospitalizado por una crisis respiratoria.
    "La enfermedad está en tu mente", había dicho hace un año al hablar del cáncer de pulmón que quería tomar de frente, como todo en su vida, renunciando incluso -in extremis- al infaltable cigarrillo entre sus labios.
    "Que je t'aime", "Noir c'est noir", "Quelque chose de Tennessee", "Allumer le feu"... todas las radios comenzaron a emitir desde la noche los llamados telefónicos de los oyentes, de los políticos, los músicos, los ancianos y los jóvenes fans, todos deseosos de explicar "aquella vez" que Johnny cantó este o aquel tema, o que se lanzó sobre la marea de sus seguidores en un concierto.
    El Eliseo piensa en un "homenaje nacional" para el adiós al músico, y hay quien evoca hasta los "funerales de Víctor Hugo" para imaginar el evento más popular de todos los tiempos.
    El fenómeno Johnny, inexplicable fuera de Francia, es una irrepetible mezcla de la personalidad y sensibilidad de su protagonista, que inventó y encendió la llama de un "rock a la francesa", vivido como un mundo aparte por sus fans.
    Memorable una de sus giras estadounidenses, con miles y miles de franceses que lo siguieron a Las Vegas, Los Angeles y las otras fechas en un clima de exaltación por "su" Elvis Presley.
    Johnny Hallyday se llamaba en realidad Jean-Philippe Smet, y había nacido el 15 de junio de 1943 en París, de padre belga y madre francesa, que se dejaron tras su nacimiento.
    El creció con una tenía que tenía dos hijas, una de las cuales se casó con Lee Halliday: fue el nombre en que se inspiró el muchacho para lanzarse al mundo del espectáculo.
    A mediados de los años 50, en París, descubrió el cine y el rock, conoció a Eddy Mitchell y Jacques Dutronc, pero sobre todo escuchó y siguió las huellas de Elvis Presley. Apareció en televisión en 1959; los productores lo descubrieron y en 1960 salió su primer disco, seguido de inmediato por otro con su primer hit, "Souvenirs, souvenirs". Desde los años 60 comenzaron los triunfos en vivo: se exhibe por doquier, en el Olympia entre otras salas míticas, y edita "Salut les copains", convirtiéndose para todos en "l'idole des jeunes", "el ídolo de los jóvenes".
    En 1965 se casa con Sylvie Vartan, también ella joven cantante, y nace su hijo David. Es la época "ye-ye", y la pareja se vuelve el símbolo francés del pop. Entretanto, Johnny publica un álbum histórico, "Generation perdue". La canción que hoy todos tararean, recordándolo, se remonta a aquellos años, 1969: "Que je t'aime". Y luego es el turno del cine, con la inolvidable participación en "La aventura es la aventura", de Claude Lelouch, en 1971. Con Sylvie llega la crisis, y en 1975 se dejan. Johnny, aun con sus fans siempre fieles, parece encaminarse hacia el ocaso.
    Pero como siempre en su vida consigue levantarse y en 1977 publica uno de sus grandes éxitos, "Elle m'oublie". Con altibajos a caballo de 1980, llega luego "Quelque chose de Tennessee", el vínculo con la actriz Nathalie Baye, de quien nació en 1983 su hija Laura Semet.
    Luego fue el matrimonio en 1990 con Adeline Blondieau, hasta unirse definitivamente en 1996 con Laeticia, que lo acompañí hasta el final.
    En 1993, para sus 50 años, fue el primer megaconcierto en el Parc des Princes, y cinco años después un gigantesco triunfo en el Stade de France, después del Mundial de Fútbol que ganó Francia.
    El fenómeno se hizo mito, mientras en una entrevista con Le Monde Johnny habló de la cocaína y su costumbre de consumirla para "trabajar, mantenerse firme".
    El físico sufrió las consecuencias pero la estrella no decayó jamás: celebró la llegada del año 2000 con medio millón de personas aclamándolo bajo la Torre Eiffel.
    Se lo vio cansado y envejecido; en 2009 fue hospitalizado por un primer cáncer, y luego volvió a escena, donde en 2013 festejó sus 70 años cantando frente a fanáticos en pleno delirio.
    Hasta que llegó el cáncer de pulmón y el sueño de retomar tarde o temprano la gira de los "viejos canallas", con Eddy Mitchell y Jacques Dutronc, se convirtió en el último proyecto en el que nunca dejó de creer hasta el final. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en