Más allá del mito, la Marilyn más íntima

300 objetos la cuentan como mujer, esposa y manager

Muestra Imperdible Marilyn. Mujer, mito, manager. (foto: ANSA)
14:35, 17 mayROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 17 MAY - La estrella más rubia de Hollywood, la diva más allá del glamour, la muchacha insegura que se enamoró del campeón de béisbol, soñaba con ser actriz y le hizo perder la cabeza al presidente de Estados Unidos, se puede con la muestra "Imperdible Marilyn. Mujer, mito, manager", que abre en Roma hasta el 30 de julio.
    Con curaduría de Fabio Di Gioia y el coleccionista Ted Stampfer, la exposición apunta a contar el lado más íntimo de Norma Jeane Mortenson a través de los objetos que le eran más queridos.
    "Marilyn era un cóctel de personalidad -cuenta Di Gioia- y fue una explosión para los años 50, para la industria cinematográfica, mucho más determinada de lo que se piensa a juzgar por los apuntes sobre guiones y contratos, capaz de transgredir sin hacer el mal u ofender a alguien. Las muchachas de hoy le deben mucho".
    "El intento es hacer conocer a la mujer más allá del personaje", agrega Stampfer, apasionado por Monroe desde los diez años, y uno de los compradores de la célebre subasta de Christie's donde la viuda de Lee Strasberg (heredero designado en el testamento de Marilyn) vendió todos sus objetos, que habían permanecido en cajas durante más de 30 años.
    "En esa subasta, que duró tres días -agregó Stampfer- Mariah Carey se adjudicó el piano y el estilista Tommy Hilfiger los jeans. Pero lo que siempre me interesó es el relato respetuoso de Marilyn, sin seguir o alimentar chismes y rumores".
    Así más de 300 objetos personales y 200 fotos revelan la Marilyn más íntima, a lo largo de 14 secciones cronológicas, que incluyen prendas icónicas como el vestido plisado de "La comezón del séptimo año", el vestido tubo fucsia con que cantó "Diamonds are a girl's best friends" o la bata de satén para las fotos de "Los caballeros las prefieren rubias".
    Sigue la metamorfosis, de tímida muchacha de provincia a pin-up, sus casamientos, los apuntes de amor de Arthur Miller y los papeles de Joe di Maggio. Un desfile de grandes marcas, de Tiffany a Pucci, Cartier o Dom Perignon, y obviamente muchísimo cine, con afiches, fotos y dos "inéditos" vinculados a su debut como productora.
    Se trata del zapato de satén usado en 1955 para el lanzamiento de su nueva compañía productora y el papel membretado que usaría.
    También se encuentra la placa del premio de cine italiano David di Donatello que ganó en 1959 por "El príncipe y la corista", que más tarde compró Bulgari.
    Los amantes de las reliquias podrán ver también la puerta roja de la casa comprada en Los Angeles en 1962, hoy en venta por siete millones de dólares, el vestido que le regaló Vivien Leigh de "Lo que el viento se llevó" y una de las tres placas puestas a lo largo de los años en su tumba del Westwood Memorial Cemetery. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en