El Baptisterio de Florencia reverdece

Ardua, compleja y costosa restauración de mosaicos. Genera descubrimientos

Los mosaicos del Baptisterio de Florencia recuperan su esplendor. Notables trabajos de recuperación. (foto: ANSA)
15:29, 24 eneFLORENCIAPor Marta Panicucci

(ANSA) - FLORENCIA 23 ENE - Los profetas, los obispos y los querubines representados en los mosaicos del siglo XIV en las paredes internas del Baptisterio de Florencia volvieron a brillar gracias a una compleja intervención de restauración que llevó a los estudiosos a realizar importantes descubrimientos.
    Apenas concluidos los trabajos en cuatro de las ocho paredes del monumento, el objetivo del museo Opera di Santa María del Fiore es terminar la restauración en 2021.
    Anna Maria Giusti, directora del Opificio delle Pietre Dure y asesora para la restauración, explica que el trabajo "apuntó a conservar cuanto había, a integrar las deficiencias y a restituir, en este caso se puede decir de verdad, el esplendor de los mosaicos que nacieron para brillar y en este caso volvieron a hacerlo".
    Desde el próximo lunes, 25 de enero, hizo saber, la Opera di Santa María del Fiore, comenzará el desmontaje de las colocaciones de los lados laterales restaurados, andamios que serán inmediatamente vueltos a colocar en otros en los que se deben trabajar.
    El objeto de la intervención son las paredes internas del monumento hechas de mármol blanco, verde de Prado y los mosaicos.
    "Hemos encaminado una gran obra de restauración de los parámetros internos", explicó Samuel Caciagli, responsable del área técnica del museo Opera di Santa Maria del Fiore. "Esas zonas están constituidas por 1.100 metros cuadrados de superficies marmóreas, 200 metros cuadrados de decoraciones en mosaico, más de 100 metros cuadrados de dorados tratados en relación con diversos grados de complejidad, también mediante la aplicación de metodologías de restauración específicamente estudiadas", detalló.
    Comenzada a fines de 2017 luego de haber terminado las fachadas externas y del manto de cobertura, la restauración de las paredes internas se reveló como muy compleja y afectó la arquitectura, la estructura y la decoración en mosaico.
    Durante los trabajos además emergieron tantas novedades como el empleo de una técnica musiva (así se llama la técnica de elaboración de mosaicos) que es un "única" entre las conocidas hasta hoy. También la presencia de una cera pigmentada en el verde de Prado, utilizada para cubrir el blanco calcáreo formado a causa de las infiltraciones de agua de la cubierta, removida durante la restauración para traer a la luz el color natural de la piedra.
    Y no solo eso. Los rastros de hojas de oro hallados en uno de los capiteles de los matroneos fueron interpretadas como la prueba que confirma que en el origen fueron todos dorados.
    En ocasión de la restauración fue asimismo efectuada una intervención a limpieza en el monumento fúnebre del antipapa Juan XXIII, obra de Donatello y Michelozzo.
    "La restauración del Baptistereo fue enteramente financiada por la Opera di Santa Maria del Fiore", dijo Vincenzo Vaccaro, consejero de la Opera. El museo invirtió, desde 2017, 1,5 millones de euros en la tarea de refacción. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en