Se extiende el comercio virtual de reptiles

Muchas están en riesgo de extinción

Se extiende el comercio virtual de reptiles (foto: EPA)
19:07, 29 sepROMAPor Adele Lapertosa

(ANSA) - ROMA, 29 SET - El comercio virtual está cada vez más extendido, incluido el de animales, especialmente el de los reptiles, de los cuales el 36% de estas especies se venden por Internet y se ha convertido en el principal mercado para su intercambio a nivel mundial.
    Muchas de las especies vendidas están en peligro de extinción, como la tortuga manchada del Cabo o el camaleón tigre de las Seychelles, y en tres cuartas partes de los casos no están reguladas por el derecho internacional. Para resaltar el punto está el estudio de la Academia de Ciencias de China publicado en la revista Nature Communications.
    A pesar de su enorme variedad, la mayor parte de las importaciones se concentra en unas pocas especies - 13 (principalmente cocodrilos, pitones y dragones) - distribuidas en 125 países.
    Los investigadores, dirigidos por Alice Hughes, reconstruyeron el comercio buscando en Internet en 151 sitios minoristas en línea de reptiles en cinco idiomas para documentar el comercio virtual de 11.050 especies entre 2000 y 2019.
    Luego, cruzaron estos datos con la información contenida en dos bases de datos internacionales especializadas en el comercio de animales salvajes, Cites y Lemis.
    De esta forma, los autores de la investigación verificaron que 3.943 especies son vendidas en línea (igual al 36% de aquellas conocidas), 79% de los cuales no se encuentran dentro de la regulación de comercio CITES. Aproximadamente el 90% de las especies vendidas documentadas y la mitad del número total de especímenes fueron capturados en la naturaleza.
    Vietnam y la península de Malasia son la principal "cuenca" de salida de las especies más amenazadas y Europa y América del Norte son los principales mercados de consumo.
    Los investigadores señalan que lo que facilita esta situación son las grandes mallas y lagunas en los esfuerzos internacionales para regular el comercio de vida silvestre, lo que hace que muchos especímenes de diferentes especies escapen del monitoreo.
    Esto hace que el esfuerzo por conocer el impacto real del comercio internacional sobre estos animales sea en vano. Si el impacto de este comercio no regulado, aunque legal, no se puede mitigar, advierten los investigadores, las especies de reptiles endémicas y de corto alcance podrían ser las próximas víctimas de la crisis de la biodiversidad en nuestro planeta. Su sugerencia es cambiar el status quo y solicitar una prueba de sostenibilidad antes de autorizar la venta de estos animales.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en