Cambia la dieta italiana, más verduras

También giros en Brasil y México. Argentina igual, dice estudio

14:37, 18 eneROMARedacción ANSA
(ANSA) - ROMA, 18 GEN - Después de España y Grecia, Italia es el tercer país de Europa occidental que aprovecha al máximo las verduras y es una de las naciones del continente que tiene un menor consumo de alimentos de origen animal y azúcares. También Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Australia muestran una disminución en el consumo de estos dos productos, pero el rumbo contrario se ve en el Lejano Oriente, con China, Corea del Sur y Taiwán a la cabeza, con cambios en sus dietas.
    Así lo afirma un estudio internacional dirigido por la Universidad de Kent y el Imperial College de Londres, que acaba de ser publicado en la revista científica Nature Food.
    El reporte es una fotografía de 171 naciones del mundo que fueron analizadas por medio siglo (desde los años sesenta hasta 2010) en relación a los hábitos alimenticios, todo a partir de los datos de importaciones y exportaciones, producción nacional, cantidades de residuos y reservas de producción.
    Un italiano también participó en este trabajo. Se trata de Mariachiara Di Cesare, profesora de salud pública de la Universidad Middlesex.
    En América del Sur y Central, el mayor cambio en la variabilidad de los alimentos ocurrió en Brasil y México, con Argentina que, en tanto, ha mantenido sus hábitos casi estables.
    En Europa los principales cambios se han observado en los países del Sur (además de Italia, también en Portugal, España y Grecia) y la antigua área soviética: además de Rusia, hay mutaciones en los hábitos alimentarios en Letonia, Ucrania y Bielorrusia.
    La región de Africa Subsahariana mostró menos giros, con falta de suministro de alimentos diversificados. "El problema de Africa es la falta de variedad alimenticia: su dieta se basa completamente en productos con almidón y esto lleva a una doble realidad, personas desnutridas y obesas", explica Di Cesare.
    Según James Bentham, profesor de estadística en la universidad de Kent, este análisis señala "cambios claros en el suministro mundial de alimentos" con tendencias que "pueden ser responsable de importantes mejoras en nutrición".
    En algunas partes del mundo, sin embargo, "la obesidad sigue siendo una preocupación a largo plazo", advierte el científico.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en