Entre el Gótico y el Renacimiento

Realizadas a lo largo de más de un siglo, peste frenó proyecto

15:53, 07 dicFLORENCIARedacción ANSA

   (ANSA) - FLORENCIA, 6 DIC - El proyecto del siglo XIV hubiera querido que fueran todas de igual formato, con las historias organizadas según 28 recuadros que contuvieran cuadrifolios góticos.
    Pero una serie de acontecimientos -incluyendo la peste de 1348- cambió los planes de las poderosas corporaciones de los mercaderes del Arte di Calimala (el gremio de los comerciantes de telas extranjeras, NDR), que encargaron las monumentales puertas del Baptisterio de Florencia.
    ¿El resultado? Tres obras maestras en bronce y oro, realizadas no ya como se esperaba una tras otra, sino a lo largo de más de un siglo, pasando del gótico del primer portal, obra de Andrea Pisano, al Renacimiento de las dos puertas suceivas, ambas de Lorenzo Ghiberti, que les dedicó la vida.
    Ghiberti tenía 23 años en 1401 cuando ganó, superando también a Brunelleschi, el concurso para realizar la primera. Y concluyó la segunda ya septuagenaria: la extraordinaria puerta del Paraíso en la que colaboraron también Donatello, Michelozzo, Benozzo Gozzoli y Paolo Uccello.
    El más antiguo de los portales, la puerta Sur, fue realizada por Pisano entre 1330 y 1336. Es un gigante de unas ocho toneladas, de 4,94 metros de alto y 2,95 de ancho.
    Encanta en particular el cuidado de los detalles de las partes escultóricas doradas de las 28 placas, de las que 20 relatan episodios de la vida de San Juan Bautista, patrono del Baptisterio y de Florencia.
    Luego hay que esperar hasta 1402 para que comiencen los trabajos de la segunda puerta, la Norte (cinco metros de altura por tres de ancho y nueve toneladas de peso), que Ghiberti terminó en 1424.
    Se la considera la obra que abre la época del Renacimiento.
    Ghiberti retoma el esquema de la puerta Sur pero su estilo, en los más de 20 años de trabajo, evolucionará del gótico de las primeras escenas al renacentista de las últimas.
    El proyecto cambiará luego radicalmente con la puerta del Paraíso, que ocupará a Ghiberti durante 27 años: el artista elimina los cuadrifolios y reduce a 10 los recuadros sobre los cuales representa diversos episodios tomados del Antiguo Testamento, además de un friso compuesto por 48 elementos, entre los que aparece también su autorretrato.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en