III Congreso de Areas Protegidas

Será en octubre en Lima con más de 2000 participantes

Reserva de la biosfera de Sian Kaan en México (Erick Ecker, gentiliza CAPLAC)
Reserva de la biosfera de Sian Kaan en México (Erick Ecker, gentiliza CAPLAC) (foto: Ansa)
12:08, 13 junBUENOS AIRESPor Graciela Cutuli

(ANSA) - BUENOS AIRES, 12 JUN - El III Congreso de Áreas Protegidas de Latinoamérica y el Caribe (CAPLAC) se realizará del 14 al 17 de octubre de este año en Lima, bajo el lema "Soluciones para el bienestar y el desarrollo sostenible", como parte del esfuerzo regional para enfrentar los retos ambientales y climáticos que se plantean en el futuro próximo.
    El encuentro, que se organiza cada diez años, aspira a plantear una visión y una estrategia de cara al Congreso Mundial de la Naturaleza que se realizará en 2020, estableciendo los objetivos de la próxima década en materia de salud para el planeta y el bienestar del ser humano.
    En 2010 las partes de la Convención sobre la Diversidad Biológica adoptaron el Plan estratégico 2010-2020 y sus 20 Metas Aichi, que deben ser aplicadas por todos los países para salvar la diversidad biológica y mejorar los beneficios que de ella obtienen las personas. "Esto incluyó lo que llamamos mecanismos espaciales eficaces de conservación, es decir áreas conservadas de carácter no oficial, no protegidas en el sentido más estricto, sino zonas que pueden estar destinadas para otros fines pero contribuyen a conservar la biodiversidad", explicó a ANSA Claudio Maretti, coordinador del III CAPLAC.
    "Tuvimos hasta 2020 -agregó- metas cuantitativas del 17% de territorios terrestres y aguas interiores, y del 10% para los océanos. Esto incluye las áreas protegidas en sentido más estricto y las otras áreas no oficiales. Pero la cantidad no es todo: en realidad es el menor aspecto, aunque los gobiernos miren hacia la cantidad para exhibir logros".
    "De hecho en América Latina -precisó- no estamos tan mal: es la región más biodiversa del mundo, y con más esfuerzos de áreas protegidas, pero se necesita que sean efectivos, que representen la diversidad biológica y que preserven las áreas más importantes al tiempo que se integran con sus regiones y paisajes, mediante un manejo con equidad".
    "También es importante que respeten los derechos de las comunidades locales, logrando participación social y una distribución equitativa de los beneficios. Si tenemos un parque que genera turismo, pero sus beneficios son apropiados por una empresa o una agencia nacional de la capital, por ejemplo, las comunidades locales no ven ninguna ventaja y esto no es equitativo", agregó Maretti.
    Los científicos que trabajan en conservación están reclamando que por lo menos un 30% de las tierras y mareas sean protegidos hasta 2030. "Con Alfa 2020 -la Alianza para el Fortalecimiento de las Áreas Protegidas- vamos a discutir el éxito de las metas hasta 2020, para cuando se prevé la Conferencia de Biodiversidad en China. El III CAPLAC debatirá la situación, designando estrategias con la participación de ministros, jefes de áreas protegidas, indígenas, jóvenes, mujeres, guardaparques, privados", detalló Maretti. Y aunque hay avances, también es cierto que no hay presupuesto suficiente: "¿Cómo pueden ser efectivas las áreas marinas protegidas, por ejemplo, si tenemos dos personas y un presupuesto que no permite ni siquiera un barco para vigilar 40 millones de hectáreas? En Brasil tenemos reservas categoría 6, con al menos 70.000 familias, y hay que trabajar con ellos para que el manejo de los recursos naturales sea sostenible. No se puede hacer con una sola persona y sin presupuesto".
    El coordinador subrayó que "una perspectiva muy fuerte en este congreso es la Conservación Colaborativa: qué están haciendo los privados, los que tienen empresas mineras, reservas privadas o explotaciones agropecuarias -que necesitan de agua, bosque, clima, equilibrio- para conservar, y qué más pueden hacer".
    Se espera la presencia en el evento de Lima de más de 2000 participantes de América Latina y el Caribe, incluyendo a gobiernos, autoridades de áreas protegidas, organizaciones no gubernamentales, ambientalistas, juventudes, pueblos indígenas, comunidad académica y el sector privado. Además de las 600 contribuciones ya confirmadas, habrá un centenar de eventos organizados por universidades, ONG, agencias nacionales de parques, y más de 100 eventos paralelos a la programación oficial.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en