Resurge la Sala de la Esfinge en Domus Aurea

Suntuosa y enteramente decorada renace tres dos mil años

La Sala de la Esfinge en la Domus Aurea
La Sala de la Esfinge en la Domus Aurea (foto: ANSA)
11:41, 08 mayROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 8 MAY - La Sala de la Esfinge, suntuosa y totalmente decorada, vuelve a la luz después de dos mil años en Roma, en el espléndido marco de la Domus Aurea de Nerón, entre panteras, centauros rampantes y hasta el ser mitológico mudo y solitario que le da nombre.
    Un descubrimiento excepcional y emotivo que sorprendió a los técnicos mientras intervenían para restaurar la bóveda de un ambiente contiguo.
    "Es el fruto de nuestra estrategia, apuntada a la tutela e investigación científica", subrayó la directora del Parque Arqueológico del Coliseo, Alfonsina Russo. El hallazgo, cuentan arqueólogos y restauradores, se remonta a los últimos meses de 2018, gracias a un andamio montado para restaurar la bóveda de la sala 72 de la Domus Aurea.
    Es una de las 150 actualmente conocidas de la inmensa morada que el emperador se hizo construir en el año 64 d.C. tras el gran incendio que devastó Roma, con soberbios pabellones que se sucedían sobre el modelo de los palacios tolemaicos, de una colina a otra de la capital del Imperio Romano.
    "Nos chocamos con una gran abertura puesta precisamente en la contraventana norte de la cobertura de la habitación", explicó en su informe Alessandro D'Alessio, el funcionario responsable de la Domus Aurea.
    Las lámparas que los técnicos tenían a mano para iluminar los andamos hicieron el resto: "Aclarada por las luces artificiales apareció de un trazo toda la bóveda de una sala adyacente totalmente pintada al fresco".
    Un tesoro que se puso a salvo de inmediato, explicó el técnico, con una intervención que concluyó a principios de este año. Una gran parte de la nueva sala todavía está enterrada, sepultada bajo toneladas de tierra por orden de los arquitectos de Trajano, que sobre la morada del odiado Nerón hizo construir un complejo termal.
    Probablemente seguirá así, además, ya que por razones de la estabilidad de todo el conjunto arqueológico no se prevé, al menos por el momento, la remoción de la tierra.
    Sin embargo, lo que emerge cuenta ya mucho sobre esta gran sala, que tampoco en tiempos de Nerón debió estar muy iluminada y que por eso se decidió decorar con un fondo blanco sobre el que resaltan elegantes figuras subdivididas en recuadros bordeados de rojo y amarillo oro.
    En uno está el dios Pan, en otro un personaje armado con espada y escudo que combate a una pantera, en otro una pequeña esfinge. Y luego criaturas acuáticas estilizadas, reales o fantásticas, con la arquitectura de guirnaldas vegetales propia de la época, entre festones de flores, pájaros y fruta.
    Precisamente este tipo de decoración, que está también en la Domus de Colle Oppio y otras salas y ambientes de la morada neroniana, como el Criptopórtico 92, lleva a los expertos a atribuir la Sala de la Esfinge a la llamada Bottega A, operante entre el 65 y el 68 d.C. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en